Pacto de Estado

La presidenta de la asociación "Yo no renuncio" y del "Club de Malas Madres", Laura Baena, comparece ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados este martes. EFE/Kiko Huesca POOL

El Club de Malasmadres reclama un Pacto de Estado por la conciliación con perspectiva de género

Marta Ostiz | Madrid - 24 marzo, 2021

La Fundadora del Club de Malasmadres, Laura Baena, ha reclamado en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados un Pacto de Estado por la conciliación con perspectiva de género que proteja a las madres para que «la maternidad no sea un lastre para su carrera, para sus sueldos y para su calidad de vida».

Así lo ha dicho durante su comparecencia, en la que ha lamentado que ser madre se ha convertido en un gran techo de cemento «imposible de superar».

De esta forma, el Club Malasmadres exige un Pacto de Estado que revise las actuales medidas de conciliación para que no sean las mujeres las que se vean abocadas a cogerse excedencias o reducciones de jornada, con su consiguiente pérdida salarial.

Ha apostado por mejorar la gestión de los usos del tiempo, compactando las jornadas y facilitando la flexibilidad y el trabajo por objetivos, y premiar con incentivos fiscales a aquellas empresas que apuestan por políticas de conciliación y planes de igualdad.

Ser madre trabajadora, en cifras

Baena ha expuesto algunas cifras derivadas de encuestas realizadas por el Club de Malasmadres que señalan que una de cada tres madres (el 37 %) ha sufrido algún tipo de discriminación laboral derivada de su maternidad y 6 de cada 10 han renunciado a su trayectoria profesional al convertirse en madres (reduciendo su jornada, cogiendo excedencias o abandonando el mercado laboral).

Además, el 68 % de las mujeres hubiera tenido más hijos e hijas si contara con medidas de conciliación que no penalizaran su salario y el 45 % de las mujeres son las responsables principales de las tareas domésticas y de cuidado, frente al 9 % de sus parejas hombres, aunque aporten los mismos ingresos al hogar.

Un debate partidista

Ante la reclamación del Pacto de Estado, la diputada del PSOE Gracia Canales ha lamentado que vivimos en un reparto de las tareas «desequilibrado» en el que las mujeres asumen mayoritariamente el cuidado. «Y se trata de un trabajo precario y no remunerado, alejado de la corresponsabilidad, una inmensa carga se traduce en problemas de salud tan graves como depresión, ansiedad y estrés».

Desde el PP, Margarita Prohens ha destacado cómo la pandemia ha puesto de manifiesto la carencia de nuestro sistema de cuidados y el teletrabajo se ha convertido en una trampa en la que han sido las mujeres las que han tenido que asumir mayores renuncias y se han encargado del trabajo de la casa.

La diputada de ERC Pilar Vallugera se ha referido también a las mujeres que se hacen cargo de las personas dependientes y de los mayores destacando que son necesarias las políticas que «hagan posible la vida».

Mientras, la diputada de Unidas Podemos Sofía Fernández Castañon ha dicho que «la conciliación es un mito» y Rocío De Meer (Vox) que ser madre «esté denigrado» y ha acusado al feminismo de frustrar a las mujeres que quieren cuidar a sus hijos.