Clara Serra: El feminismo tiene que hacer una crítica a fondo de algunas redes sociales

Cristina Bazán | Madrid - 18 septiembre, 2021

El feminismo «tiene que estar en todas partes porque eso lo acerca a la gente», defiende la escritora e investigadora Clara Serra, quien, no obstante, opina que en este momento de «altísima polarización» el movimiento feminista debería hacer «una crítica a fondo» del uso de algunas redes sociales, que «muestran muchas limitaciones», para determinar si contribuyen o no al debate público.

«Por ejemplo, creo que Twitter es un lugar donde claramente no hay reglas que permitan un debate público tranquilo, cuidadoso…», precisa la también exdiputada en la Asamblea de Madrid en una entrevista con Efeminista.

La autora, que se encuentra realizando su tesis doctoral en la Universidad de Barcelona, ha llegado a Madrid para firmar en la Feria del Libro el libro «Alianzas Rebeldes» del que es una de las coordinadoras.

Cuestionar el feminismo

Un libro que «intenta abordar algunos de los debates actuales que atraviesan el feminismo desde una perspectiva no identitaria» es como Clara Serra cataloga el título (Bellaterra) que coordinó junto a Laura Macaya y Cristina Garaizabal y en el que participan dieciocho autores y autoras.

«Queremos cuestionar que el feminismo tenga que ser una lucha identitaria, que nos parece que es lo que a veces lo hace excluyente, y muchas veces lo hace seguir por derivas dogmáticas que creíamos cuestionadas y que apostamos por un feminismo incluyente, no identitario y transversal«, señala.

Además de esta nueva obra, la escritora tiene también en la Feria otros dos libros publicados en años anteriores: «Leonas y zorras», de Catarata, y «Manual ultravioleta», de Random House.

El feminismo y las nuevas plataformas

Ante el auge de formatos y plataformas para la difusión de mensajes, Serra cree que el feminismo «tendría que entrar de lleno en ese debate» acerca de los medios o de las herramientas para hacer política. Y determinar hasta qué punto algunas herramientas «permiten o no hacer la política que queremos hacer».

«Yo siempre he defendido que el feminismo tiene que estar en todas partes. Es decir, creo que está bien que el feminismo llegue a los programas de televisión, a plataformas mediáticas o a las redes sociales, porque creo que ahí también se hace política y creo que eso acerca el feminismo a mucha gente», explica.

«Pero también diría que estamos en un momento en el que las redes demuestran muchas limitaciones. Muchas veces desencadenan maneras más que de debatir, de oponerse unos a otros y de enfrentarnos y de dividirnos y de no hacer posible el debate público. Y yo creo que el feminismo tendría que hacer una crítica a fondo de algunas redes sociales y algunas lógicas que producen las redes sociales», agrega Clara Serra.

La autora cree que, por ejemplo, en el podcast y la radio, «a diferencia de otros medios u otros formatos», se sigue permitiendo el diálogo tranquilo, argumentativo. «Y me parece un buen lugar donde hacer feminismo y creo que está siendo así en muchos podcast feministas, donde se puede hablar y se puede pensar».

«Las redes sociales profundizan el problema»

La exdiputada madrileña asegura que en general, la sociedad está «en un momento en el que el debate es muy difícil de tener» y en el que hay una «polarización altísima, con una falta de escucha tremenda».

«Y creo que Twitter y las redes sociales profundizan en ese problema. Entonces yo me preguntaría si en Twitter se pueden hacer algunas cosas, si realmente es un espacio de debate y tenemos que seguir pensando que sirve para eso, o quizás no lo es», argumenta.

En estos casos, asegura, «el medio importa» y más si ese medio «limita y determina».

«Yo creo que en Twitter no se pueden hacer ciertas cosas y creo que no entenderlo nos está llevando a un uso problemático y creo que negativo. Creo que hay que debatir donde se tenga tiempo y espacio y por eso creo que tenemos también que apostar por otros medios para el debate, para el pensamiento. Igual Twitter sirve para otras cosas, quizás para informarnos de cosas breves, pero creo que no para el diálogo tranquilo», sostiene.

Consultada acerca de sus proyectos como investigadora y si extraña la política, Serra admite que echa de menos algunas «cosas que tienen que ver con la política institucional», pero que otras no las extraña «en absoluto». «Hago política desde otros lugares, de otra manera, pero lo que más me gusta de la política, la reflexión y el debate político, creo que lo puedo seguir haciendo desde otros espacios».