Autobiografía Jenn Shapland

La escritora estadounidense Jenn Shapland, autora de "Mi autobiografía de Carson McCullers". Foto: Editorial Dos Bigotes

«Mi autobiografía de Carson McCullers», el amor desde los márgenes visto por Jenn Shapland

Efeminista | Madrid - 12 octubre, 2022

La escritora Jenn Shapland realiza un doble juego de miradas internas con «Mi autobiografía de Carson McCullers», un libro en el que entreteje sus memorias con el buceo en la vida de McCullers y en el que explora profundamente su vida entremezclada con la de la autora de «El corazón es un cazador solitario» para contarse a sí misma a la vez que rescata la vida de la gran novelista, ensayista y cuentista estadounidense, injustamente olvidada.

La primera novela de McCullers, «El corazón es un cazador solitario» (1940), donde habla de la incomunicación y el malestar existencial, convirtió a la autora en una de las principales escritoras de Estados Unidos y en una de las principales estrellas literarias de la legendaria «escuela sureña».

«Mi autobiografía de Carson McCullers» se gesta cuando Shapland se topa con unas cartas escritas a McCullers por una mujer llamada Annemarie. Una correspondencia desprejuiciada e íntima de sus sentimientos que descubre a una escritora muy alejada de la que ha retratado la historia de la literatura.

Lo que en un principio fue curiosidad, poco a poco se convirtió en una obsesión en la que Shapland se ve reflejada. Se lee a sí misma como mujer lesbiana y se pregunta por la forma en la que contamos las historias de amor que están en los márgenes. De esta forma, la (auto)biografía se convierte también en un análisis de la identidad y la homosexualidad, más allá de las normas de género, la memoria y el amor.

Portada de «Mi autobiografía de Carson McCullers». Foto: Editorial Dos Bigotes

«¿Por qué las historias de mujeres están erigidas a partir de las narrativas de otros?»

¿Por qué —se cuestiona Shapland— las historias de mujeres están erigidas a partir de las narrativas de otros? ¿Por qué las mujeres queer que intentan autorrealizarse en espacios heterosexuales requieren una revisión constante? ¿Y qué podría revelar a Shapland sobre sí misma su indagación en la vida de McCullers, en su historia, sus secretos y su legado?

En el libro, Shapland entreteje su propia historia con la de McCullers para crear un retrato vital de uno de los mayores tesoros de la literatura universal, para mostrar cómo los escritores a los que se ama y las historias que contamos sobre nosotros mismos nos convierten en quienes somos.

La obra, editada por Dos Bigotes y traducida por Gloria Fortún, fue finalista al National Book Award a la mejor obra de no ficción y se hizo con el Lambda Literary Award en la misma categoría.