Jolie violencia género

La actriz Angelina Jolie habla ante senadores estadounidenses en el Capitolio en Washington (EE.UU.). EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Angelina Jolie da voz a las víctimas de violencia de género en EE.UU.

Washington | EFE - 11 febrero, 2022

Sobrecogida por la emoción, Angelina Jolie ha pedido la ayuda que las víctimas de violencia de género merecen y por la que llevan años esperando. Lo ha hecho en una comparecencia a la que ha asistido junto a senadores de Estados Unidos.

La actriz ha apremiado al Congreso a aprobar la renovación de la ley VAWA (La Ley de Violencia contra la Mujer por sus siglas en inglés), una medida que, ha dicho, «llegará tarde para muchas personas».

«Estando aquí de pie en el centro del poder de la nación, solo puedo pensar en todos aquellos a los que se les hizo sentir que no tenían poder«, ha afirmado Jolie frente a una sala del Capitolio abarrotada de prensa.

Acuerdo para la VAWA

La actriz ha aludido a cómo hace cuatro años el Congreso dejó que expirara la ley VAWA, que durante décadas sirvió para financiar programas de ayuda para las víctimas de maltrato y abuso sexual, además de darles una vía para buscar justicia en las cortes.

Esa ley entró en vigor por primera vez en 1994 y, cada cierto tiempo, el Congreso volvía a aprobar fondos para mantenerla viva y aprovechaba para incluir protecciones para ciertos grupos, como las parejas del mismo sexo.

Sin embargo, en 2019, bajo el Gobierno de Donald Trump (2017-2021), la norma dejó de estar vigente porque los republicanos se negaron a incluir amparos para las personas transgénero.

Senadores demócratas y republicanos han anunciado esta semana que han llegado a un acuerdo para que una versión «modernizada» de VAWA pueda volver a entrar en vigor.

La renovación llegará tarde

Con su presencia, Jolie ha respaldado esa propuesta y ha urgido al Congreso a aprobar la ley cuanto antes. Ha admitido, sin embargo, que la renovación de la ley llegará tarde para muchas personas.

«Sobre todo -ha dicho-, quiero reconocer a los niños que están asustados y sufriendo en este mismo momento y a las personas para las que esta legislación llega demasiado tarde. Las mujeres que han sufrido a través de este sistema con poco o nada de apoyo y que todavía soportan el dolor de sus abusos. Los adultos jóvenes que han sobrevivido los abusos y han salido fortalecidos, no por el sistema sino a pesar del sistema. Y las mujeres y niños que han muerto, pero que podían haber sido salvados«.

Al pronunciar esas palabras, Jolie se ha visto sobrecogida por la emoción: ha tenido que parar en varias ocasiones para respirar y seguir hablando. La sala mientras tanto se sumió en el silencio y solo se oía el ruido de los flashes.

Tecnología para reconocer hematomas

La actriz ha estado involucrada desde hace meses en las negociaciones dentro del Congreso para que VAWA vuelva a entrar en vigor y ha conseguido incluir provisiones destinadas a adaptar los procedimientos judiciales a los niños víctimas de violencia.

También ha conseguido añadir una cláusula que servirá para financiar una tecnología destinada a reconocer hematomas en diferentes tipos de piel, algo crucial para afroamericanas, hispanas e indígenas.

El texto final, sin embargo, no incluye una provisión que era clave para los demócratas y que se conoce como el «vacío legal del novio«.

Actualmente, la ley federal prohíbe que aquellos condenados por un delito de violencia de género tengan armas de fuego en casa, pero solo se aplica a las personas que están casadas o tienen un hijo con la víctima, por lo que los demócratas querían expandirlo a quienes no forman parte de un matrimonio.

La poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA) hizo campaña contra esa idea y consiguió arrastrar a buena parte de los republicanos del Senado.