Xiu Mian Liu: Las mujeres trabajan doble, en su puesto y en casa

Inés Escario | EFE Zaragoza - 2 marzo, 2020

Xiu Mian Liu, diseñadora de alta costura, llegó a España hace casi veinticinco años procedente de la provincia de Zhejiang, al sur de China, y en la actualidad lidera dos firmas de vestidos de gala y de novia. Tras regentar una tienda de ropa en Zaragoza, decidió,  en 2006,  crear su propia marca de trajes de fiesta,  X&M, sus iniciales. En una entrevista con Efeminista días antes del 8M, habla de la situación de la mujer en el sector de  la moda

Después de años de trabajo en ferias, reconoce que X&M ya se ha convertido en «imprescindible» en muchas boutiques españolas, italianas o portuguesas, un impulso para crear su segunda marca, Alma Couture, de vestidos de novia.

En su sector, el de la moda, Liu opina que no hay desigualdad, de hecho, en su equipo cuenta con muchas más diseñadoras que diseñadores, ya que,  asegura, las mujeres son “más detallistas”.

Sin embargo, considera que las mujeres trabajadoras tienen un “doble trabajo”, en su puesto y en casa, y, por eso, para el próximo Día Internacional de la Mujer pide la “verdadera igualdad”.

¿Cuál es su principal reivindicación en este 8M?

Yo pediría la verdadera igualdad porque a día de hoy parece ser que entre mujeres y hombres tenemos la igualdad, pero en realidad yo creo que no es así. Las mujeres trabajadoras tenemos doble trabajo: aparte de trabajar en nuestra empresa o en nuestro puesto, tenemos que trabajar en casa. Parece ser que las tareas de la casa o el cuidado del niño es más trabajo de mujer que de hombre.

Las mujeres aparte de trabajar tenemos que hacer tareas de casa, tenemos que estar cuidando a los niños… Eso yo pediría que tenga más igualdad y que los hombres también pueden hacer la mitad de los trabajos que hacen las mujeres en casa.

¿Hay desigualdad o machismo en el ámbito en el que trabaja?

Yo creo que en el sector de moda no hay desigualdad, tampoco hay machismo. Es más, en mi equipo tenemos más diseñadores chicas que chicos porque en el sector de la moda, aparte del diseño en general, necesitamos personas que sean más detallistas y, desde mi punto de vista, parece ser que las mujeres somos más detallistas y cuidamos más los detalles. Entonces, a mí incluso me gusta más trabajar con los diseñadores femeninas que masculinos.