supremo jueces trabajadoras

EFE/ José Méndez

El presidente del Supremo mexicano revela que dos jueces «llevaban años violando» a trabajadoras

Inés Amarelo | Ciudad de México - 13 septiembre, 2021

Dos jueces investigados por el Poder Judicial de la Federación de México «llevaban años violando» a trabajadoras, según ha revelado el presidente de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar.

El ministro ha dado esta información durante una conferencia de prensa en la que destacó la importancia de la sentencia aprobada por el organismo mediante la cual se declaró inconstitucional la prohibición del aborto.

Según ha dicho, desde su llegada a la presidencia de la SCJN, se han destituido «jueces, magistrados, secretarios», entre otros, y actualmente hay un caso en investigación de dos jueces que violaron por años a compañeras y trabajadoras.

Cambiar la cultura machista en el Poder Judicial

Zaldívar no quiso dar datos concretos sobre los jueces o las presuntas víctimas, alegando que hay una investigación en curso y añadió que lo importante es cambiar la cultura machista que existía dentro del organismo.

«Más que la sanción, lo que a nosotros nos importa es cambiar la cultura, generar ambientes donde el acoso ya no forme parte y desde que estamos teniendo resultados y sanciones el acoso ha bajado considerablemente», ha relatado.

En este sentido, ha dicho que las personas que actualmente no estén trabajando en la SCJN también pueden presentar quejas mientras que el presunto delito no haya transcrito, ya que muchos casos son de mujeres que ya no trabajan en el Poder Judicial.

«(El acoso sexual) Era una cultura en el Poder Judicial, no se veía mal. Estaba ya muy socializado pensar que las mujeres eran un objeto y las mujeres por temor a perder su trabajo tenían que soportar esas cuestiones», ha reconocido.

Perseguidas por abortar

Por unanimidad, los ministros del pleno de la SCJN invalidaron el artículo 196 del Código Penal de Coahuila, estado del norte, que imponía de uno a tres años de cárcel «a la mujer que voluntariamente practique su aborto o a la persona que le hiciere abortar con el consentimiento».

Tras el fallo, el Gobierno de Coahuila ha informado que acatará la sentencia de la Suprema Corte y que además tendrá efectos retroactivos, por lo que si hubiese alguna mujer privada de su libertad por el delito de aborto, deberá ser puesta en libertad inmediatamente.

Además, el presidente Zaldívar ha anunciado también recientemente que defensores públicos de la SCJN mexicana asesorarán y defenderán a mujeres perseguidas por abortar.

Con estos hechos y los avances de la unidad de género, ha considerado el magistrado, se reafirma el compromiso durante su mandato con la igualdad entre mujeres y hombres y la política de «tolerancia cero» ante casos de abuso o acoso sexual.