adolescente exposición

Vista de la exposición en el Centro Cultural Conde Duque. Foto: Angélica Dass

«Soy adolescente, ¿y qué más?», una exposición fotográfica sobre la identidad

Cristina Bazán | Madrid - 2 diciembre, 2022

Por medio de retratos, paisajes, bodegones, vídeos y textos, la exposición «Soy adolescente, ¿y qué más?», de la fotógrafa brasileña Angélica Dass, investiga y observa esta etapa como una oportunidad para conectar y explorar facetas de la identidad y de la pertenencia.

Disponible en «Un cuarto en llamas», del Centro Cultural Conde Duque, en Madrid, la exposición tiene la misión de crear un espacio para la comprensión sin condicionamiento, desde un punto de cercanía, reconociendo la complejidad de la adolescencia. «Reivindicando con sus propios argumentos las facetas de su propia existencia, aceptando sus luces y sombras», señala la organización.

Los y las jóvenes que forman parte de los retratos son muy diversos tanto por su raza, forma de vestir y hasta por sus costumbres.

«Este proyecto es una gran oportunidad de aprendizaje. Una ocasión para que volvamos a conectar con esta etapa, donde muchas veces nos sentimos prisioneros de tantas expectativas, para así, comprender cómo podemos acompañar y crecer con las futuras generaciones», apunta Angélica Dass, quien en su práctica combina la fotografía con la investigación sociológica, la educación y la participación pública en la defensa de los derechos humanos.

El proyecto ha contado con la colaboración activa de los estudiantes de las escuelas madrileñas CEIPSO Miguel de Cervantes (Alcorcón), IES SIGLO XXI (Leganés), IES Federico Garcia Lorca (Las Rozas) y ES Barrio Simancas (Simancas).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La exposición «Soy adolescente, ¿y qué más?»

«Soy adolescente, ¿y qué más?» cuenta también con un cortometraje que combina imágenes realizadas por Gema Segura con otras que los alumnos han creado con sus teléfonos móviles.

En el audiovisual, son los y las propias jóvenes, a través de la lectura de sus propios textos y la música creada por ellas mismas, quienes dan a conocer su vida cotidiana y lo que les importa con el objetivo de acercar su realidad y reflexionar sobre su propia identidad. Deilin, estudiante de cuarto, por ejemplo, asegura que esta etapa se trata de «ser reconocida por ser tú misma, no por querer ser otra persona».

Por su parte, para la fotógrafa se trata de «situar a los chicos y chicas como protagonistas y brindarles un altavoz para comunicarse».

También se presentará un libro de artista con las imágenes del proyecto editado por PHREE que funcionará como objeto y también como exposición móvil.

El resultado de este trabajo, que se ha podido realizar gracias al Premio Bertha Artivism Awards, se mostrará hasta el próximo 30 de diciembre en el espacio ‘Un cuarto en llamas’ gestionado por el Colectivo Masquepalabras.