profesiones prohibidas rusia

Una empleada trabaja en la fabricación de las tradicionales botas de fieltro en la fábrica de Gatchina, en la región de St. Petersburgo (Rusia) en 2007. EFE/Anatoly Maltsev/Archivo

Las rusas podrán trabajar desde 2021 como maquinistas de trenes, camioneras o mecánicas

EFE | Moscú - 16 agosto, 2019

A partir de 2021, las mujeres rusas podrán trabajar como camioneras, mecánicas de coches o paracaidistas profesionales. Oficios que hasta ahora formaban parte de una lista de 456 profesiones prohibidas para ellas.

La autorización ha llegado por medio de un boletín oficial publicado este 15 de agosto y que ha sido aprobado por el Ministerio de Trabajo. En el documento se detallan un centenar de profesiones que siguen reservadas para hombres.

La medida entrará en vigor el 1 de enero de 2021. 

La nueva lista elimina una de las restricciones más sonadas, que impedía a las mujeres trabajar como maquinistas de trenes eléctricos, entre otras labores que consideraba «peligrosas» para la salud de las mujeres.

A favor de esa enmienda se había manifestado en varias ocasiones la empresa estatal de ferrocarriles rusa, RZD, que ha prometido crear condiciones dignas para las conductoras de los trenes.

La prohibición se mantiene en otros oficios

No obstante, las rusas seguirán sin poder trabajar como bomberas (en equipos de extinción de incendios), conductoras de excavadoras, buzos, mineras y realizar una serie de trabajos relacionados con la extracción de petróleo y gas.  También se mantienen las restricciones para los trabajos físicos y que implican manipulaciones de productos químicos, profesiones que a lo largo de la historia rusa han sido consideradas como «de hombres».

Las mujeres también tienen prohibido ser cuidadoras de algunos animales, como toros de raza, potros y jabalíes.

Según el último reporte sobre género del Foro Económico Mundial (2018), Rusia ocupa el puesto 75 de de 149 países, lo que lo posiciona como uno de los países en los que la brecha entre hombres y mujeres sigue siendo grande.

El Ministerio de Trabajo ruso llevaba varios años tratando de reformar el listado de las profesiones prohibidas, aprobado en la etapa soviética y que prohibía el desempeño de trabajos “peligrosos” para la salud de las mujeres.