recuperación pospandemia

Una empleada limpia un pasamanos en una fotografía de archivo. EFE/Moncho Fuentes

ONU Mujeres presenta un plan feminista para la recuperación pospandemia

EFE | Nueva York - 23 septiembre, 2021

ONU Mujeres ha presentado a mediados de septiembre un «Plan feminista para la sostenibilidad y la justicia social» pensado para la recuperación pospandemia.

El plan consta de un estudio de cien páginas creado para idear estrategias que ayuden a incorporar la perspectiva de género y hacer avanzar los derechos de las mujeres. 

Recuperación pospandemia

En el informe,participaron más de cien especialistas de todo el mundo, señalan que las mujeres han sido las más perjudicadas por la crisis económica causada por la pandemia, al perder 54 millones de empleos en el mundo.

Además, hace hincapié en recordar que, sobre ellas recaía la mayor parte de las tareas de cuidados, no solo en el sistema de salud sino sobre todo en ámbitos familiares (ancianos y niños), con una multiplicación de tareas casi nunca remuneradas.

La degradación ambiental asociada al cambio climático también está afectando de manera más acusada a las mujeres, que además suelen estar ausentes del diseño y ejecución de las políticas asociadas al clima, como energía, infraestructuras y transportes.

Sectores todos ellos donde debe promoverse la presencia femenina, sobre todo cuando se calcula que la transición energética puede crear hasta 24 millones de nuevos empleos.

Reconocer el trabajo de cuidados

En la presentación del informe en una conferencia telemática, todas las intervinientes pusieron el acento en dar al sector del cuidado mucho mayor reconocimiento, no solo salarial, sino también en las mismas infraestructuras (jardines y otros espacios de acogida).

Un esfuerzo que compete a las instituciones, y para ello es fundamental aumentar la presencia de las mujeres en estas y la recuperación pospandemia sea una realidad.

Algunas de las recomendaciones más específicas las formuló la argentina Mercedes d´Alessandro, directora nacional de Economía, Igualdad y Género en el Ministerio de Economía de su país, que subrayó la necesidad de que la perspectiva de género permee todas las instituciones del Estado, hasta el nivel municipal, y que los planes en este sentido «no se hagan en las oficinas, sino en escucha constante con las mujeres».

D´Alessandro detalló algunas de las políticas implementadas en su país con esta perspectiva de género y que han ayudado a millones de mujeres en momentos de crisis, como el ingreso familiar de emergencia (9 millones de beneficiarios, mayormente mujeres), la asignación universal por hijo y la tarjeta alimentaria.

Sin embargo, la argentina sobre todo insistió en la necesidad de tener datos e información que permitan aplicar esa mirada feminista.

Crear nuevos espacios fiscales

La india Gita San, de la Fundación por la Salud Pública de su país, incidió en perspectivas macropolíticas, y reclamó la creación de «nuevos espacios fiscales y financieros pensados no solo para los países ricos».

En ese sentido, apuntó que es esencial la cancelación de la deuda externa para muchos países del tercer mundo, pues de lo contrario las medidas de austeridad acaban afectando sobre todo a las mujeres, mayoritarias en el funcionariado público.

San añade que la persistencia de la economía informal también agrava la discriminación femenina (por ser las mujeres mayoría en estos sectores), por lo que todos los planes por formalizar la agricultura, el comercio y los pequeños servicios redundará en el bienestar de las mujeres.

La directiva de ONU Mujeres Sarah Hendriks resume «Si hay voluntad política, los Gobiernos pueden abordar las brechas de género (…) Necesitamos niveles sin precedentes de solidaridad global y promover liderazgos feministas y paridad en todos los sectores, pues también así se refuerza la democracia».