estatuas mujeres Nueva York

Fotografía cedida por Studio Gillie and Marc donde aparecen los artistas australianos Marc y Gillie y Schattner mientras posan junto a una estatua de bronce de la escritora y abogada Janet Mock exhibida este 26 de agosto en la entrada de un edificio cerca del icónico Rockerfeller Center en Nueva York (EE.UU.). EFE/Studio Gillie and Marc

Nueva York instala en sus calles estatuas de mujeres famosas para reivindicar la igualdad

EFE | Nueva York - 27 agosto, 2019

La reivindicación por la igualdad de género se ha instalado en las calles de Nueva York en forma de estatuas. La iniciativa «Statues for Equality» (Estatuas por la Igualdad) ha inaugurado este 26 agosto la exhibición de esculturas de diez famosas mujeres, como Jane Goodall u Oprah Winfrey, para denunciar la escasa presencia en la ciudad de obras de arte públicas dedicadas a figuras femeninas.

Las obras en bronce a tamaño real fueron realizadas por los artistas australianos Gillie y Marc Schattner, que eligieron mostrar su trabajo en una fecha simbólica, ya que el 26 de agosto de 1920, hace 99 años, se otorgó el derecho al voto a las mujeres en Estados Unidos.

«Las obras de arte públicas son una oportunidad para las ciudades y pueblos de mostrar su historia, diversidad y valores», han indicado los artistas  en un comunicado sobre las efigies, que se exhiben en un edificio cerca del icónico Rockerfeller Center.

Poca visibilidad de mujeres importantes

Gillie y Marc Schattner destacan que «sólo en la ciudad de Nueva York, hay más de 150 estatuas de figuras históricas accesibles al público, pero, desafortunadamente, sólo el 3,3 % de esas representan mujeres de la historia: Juana de Arco, Golda Meier, Gertrude Stein, Eleanor Roosevelt y Harriet Tubman».

Los artistas afirman que decididos a cambiar eso, modelaron las efigies de bronce de Oprah Winfrey, Pink, Nicole Kidman, Jane Goodall, Cate Blanchett, Tererai Trent, Janet Mock, Tracy Dyson, Cheryl Strayed y Gaby Douglas, con la esperanza de que la desigualdad de género en el arte público comience a cambiar.

Su meta, dicen, es que en cada gran ciudad de cada estado se erija una estatua de una mujer influyente dentro de los próximos cinco años.

El nacimiento de la iniciativa

La pareja de creadores, que se ha dedicado al arte durante veinticinco años, recuerda que tras haber realizado más de 100 esculturas de bronce que les habían encargado, tan sólo una era de una mujer y desde entonces están decididos a dedicar su trabajo a balancear la representación del género en el arte público a través del mundo.

La poca representación de mujeres en el arte público llevó al Ayuntamiento a organizar una iniciativa pública que pidió a los neoyorquinos que sugirieran nombres para que eso cambiara y la lista acumuló más de 2.000.

Ya las primeras figuras de mujeres que han hecho un aporte importante a la ciudad fueron elegidas y serán inmortalizadas en esculturas en diversos espacios públicos: la cantante Billie Holiday y la líder de derechos civiles Elizabeth Jennings Graham.

También la doctora Helen Rodríguez así como Katherine Walker, una de las pocas fareras en EE.UU., en una iniciativa que es liderada por la primera dama de la ciudad, Chirlane McCray.

Mujeres en otras ciudades del mundo

Sydney (Australia) y Londres (Inglaterra) son otras de las ciudades en las que existe poca representación femenina en el espacio público, según Gillie y Marc. «De hecho, hay más estatuas llamadas John en Reino Unido que mujeres históricas», señalan.

Es por esto que han decidido expandir la iniciativa a esos y otros países. Los artistas esperan que a medida que el proyecto se expanda se incluya una diversidad más amplia de raza, clase, orientación sexual, etc.