Perú corto trans

Grabación de las escenas de "Chica". Foto: Cortesía de Dil Depaz

Las vivencias de las mujeres trans en Perú se retratan en el corto «Chica»

Cristina Bazán | Guayaquil - 11 agosto, 2022

Que las mujeres trans se sientan representadas en las historias que se cuentan sobre ellas en el cine es lo que inspiró a Juan Yactayo Sono a escribir «Chica», un cortometraje de ficción que retrata lo que viven a diario en las calles de Perú y, principalmente, en sus relaciones familiares.

«La historia se desarrolla en el contexto de violencia y discriminación que viven aquí en el Perú las mujeres trans, pero no está contado desde el punto de vista de ellas como víctimas sino como agentes de cambio», cuenta Yactayo en una entrevista con Efeminista.

El director audiovisual explica que el corto, que está previsto que se estrene en octubre, pretende alejarse de las representaciones que se ven actualmente en el mundo de las artes y que, dice, no se ajustan a la realidad. Además, afirma, quiere servir de puente para que la voz de las mujeres trans «puedan llegar a esos espacios en donde finalmente también las discriminan». «Sus historias son valiosas y merecen estar en la pantalla grande», agrega.

«Chica», cuenta la vida de Katya una mujer trans que se encuentra con la oportunidad de denunciar públicamente en un reportaje las agresiones que recibe de la policía. Decide no hacerlo, a pesar de sus ganas de lograr un cambio, para evitar que su madre se entere de su verdadera ocupación. Sin embargo, el asesinato de su mejor amiga Débora por parte de los mismos policías cambia su decisión y finalmente denuncia la violencia. Esto cambiará totalmente la relación con su madre.

«El corto principalmente es sobre cómo esa relación entre estas mujeres va mutando y va cambiando a partir de esa decisión de honestidad y de transparencia. Se ve cómo la relación madre e hija se va abriendo en ese sentido», explica.

La situación de las mujeres trans en Perú

Al igual que en el resto de América Latina, las personas trans, y en especial las mujeres trans, sufren una serie de violencias que las hacen más vulnerables.

Según un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la esperanza de vida de las mujeres trans en Latinoamérica es tan solo de 35 años.

«Las cifras internacionales son el reflejo al 100 % de nuestra realidad. Somos las más excluidas y olvidadas. Empezando porque en Perú no existe una ley de identidad de género que nos permita tener un documento que valide nuestra identidad», asegura a Efeminista Lola Apolaya, la actriz trans que encarna a Débora, la mejor amiga de la protagonista.

Y las discriminaciones se producen en todos los ámbitos de sus vidas. «Hay muchas barreras que nos toca enfrentar, en temas de educación, por ejemplo, o en lo laboral. Una puede estar capacitada, pero tus compañeros de trabajo no conocen lo que es una mujer trans y no saben cómo tratarte o también existe la envidia laboral por detrás», relata Lesly Quispe, quien le da vida a Katya.

Ambas aplauden que este cortometraje aborde el tema de la familia, «del que poco se habla» dentro y fuera de la comunidad LGBTI+. «Creo que es porque siempre tenemos miedo al qué dirán», dice Quispe.

«Interpretar a Katya y ver la situación con su mamá me hizo pensar mucho en eso porque creo que es el reflejo de una realidad que existe. Si eres una mujer trans y mantienes tu hogar eres bienvenida. Pero cuando ya no hay ese recurso económico te dicen: ‘No eres mi hija’, lamentablemente», agrega.

Apolaya, por su parte, dice que este tema le parece muy complejo porque «está trayendo de demasiado abajo a la mesa algo que muchas veces se ignora». «Me parece súper importante también que temas así vayan de la mano de las propias mujeres trans, que este tipo de historias se cuenten, se escriban, se produzcan y tengan mucha parte de mujeres trans involucradas».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El proceso de creación del corto «Chica»

Y es que durante la grabación y producción de «Chica» su director realizó una «creación colectiva» con las actrices, lo que, dice, le permitió reforzar el tipo de representación trans en el cortometraje.

«Hay un par de películas peruanas en las que la mujer trans es una caricatura hecha para ojos heterosexuales. Por más que haya visibilización, (ellas) no se sienten 100% representadas, nadie les preguntó cómo querían que sea un personaje trans en la pantalla y eso me parecía fundamental», relata Juan Yactayo Sono.

«El corto tiene una esencia muy realista y me parece muy bien que esté todo muy pegado a la realidad, porque eso es lo que nos falta, que la gente baje y pise tierra y vea, conozca y aprenda», dice Lola Apolaya.

El realizador agrega que ambas actrices fueron seleccionadas tras un taller que la producción realizó en conjunto con la ONG Féminas, para darles «herramientas a las que les interesaba entrar al mundo de la actuación». También han recibido apoyo de otras organizaciones como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

«El taller sirvió para mostrarles el guión y ver qué opinaban de lo que había escrito, de los personajes que había planteado, que pudieran dar su apreciación sobre cómo hablaban, cómo estaban representadas, cómo era la relación madre e hija, si se veían reflejadas en lo que había estaba planteado y escucharlas», explica.

Ambas esperan que el audiovisual de ficción «ayude a que muchas personas tomen conciencia». «Y a cambiar esa forma de pensar y actuar de esas personas», afirma Lesly Quispe.