mujeres menos felices

Proporción de la felicidad en mujeres y hombres en países Europeos. Miguel Mulas/EFE

Las mujeres viven más años, pero menos felices

Laura de Grado | Madrid - 28 febrero, 2019

Menos felices y con peor estado de salud. Las mujeres europeas viven más que los hombres pero con peor calidad de vida.

Esta ha sido una de las principales conclusiones del informe «Las mujeres viven más años, pero no siempre con buena salud y felicidad», del Observatorio Social «La Caixa».

El informe, realizado sobre población mayor de 50 años a partir de diferentes estudios publicados, tiene en cuenta, por primera vez, las variables objetivas de longevidad y salud junto a la percepción subjetiva de la felicidad.

«Las diferencias de género si que podrían afectar o explicar parte de estas diferencias, sobre todo el mayor número de años que las mujeres acaban pasando con menos felicidad», ha explicado la autora del estudio y profesora de demografía a la Universitat Pompeu Fabra, Aïda Solé-Auró.

La desigualdad de género, la brecha salarial, las diferencias socio-económicas o la menor presencia de las mujeres en el mercado laboral son algunos de los factores contextuales que hacen que las mujeres vivan más años en un estado de menor felicidad.

A nivel individual, el estado de salud y la doble carga que soporta la mujer por tener que ocuparse de la familia y el hogar son las principales causas de que las mujeres sean menos felices.

Nadie se ocupa de cuidar a las mujeres porque tienen más probabilidad de acabar viviendo solas o haber perdido a su pareja. A la larga, esto provoca problemas funcionales, dificultades en la vida diaria y síntomas depresivos.

«Esto puede venir explicado por cuidar a la familia u ocuparse del hogar. Hay un desgaste adicional, que genera esta mayor insatisfacción o menor felicidad», ha aclarado la autora.

Un patrón que se repite

Los países con mayor esperanza de vida no son necesariamente los países con mayor felicidad. En el caso de España y Francia, a pesar de que las mujeres tienen las esperanzas de vida más altas, la proporción de años con felicidad es inferior a los demás países europeos analizados en el estudio.

Los países mas igualitarios como Suecia o Alemania, que encabezan la clasificación, no se escapan a la brecha y también existen diferencias en la felicidad con la que viven hombres y mujeres.

«En los países mas igualitarios como Suecia también se observan estos patrones donde las mujeres tienen una percepción de la felicidad menor que los hombres, o sea que hay otros factores que también pueden explicar esto y pueden ser relevantes», ha concretado Solé-Auró.

Las mujeres son un año y medio menos felices en España

Teniendo en cuenta la satisfacción, las mujeres españolas viven un año y medio menos de felicidad que los hombres a pesar de tener una mayor esperanza de vida al nacer.

A los 50 años, se espera que los hombres vivan el 63% de su tiempo restante con un alto nivel de felicidad, mientras este porcentaje baja hasta el 57% en las mujeres.

Según el estudio, en España la esperanza de vida de las mujeres al nacer es de 85,8 años, unos 5,5 años más que los hombres. Esto se debe a sus hábitos saludables como país mediterráneo, incluyendo la alimentación y el menor consumo de tabaco.

Medidas de conciliación

Para la autora, uno de los principales agravantes de la insatisfacción femenina es el tiempo que dedican a los cuidados de mayores y niños, por lo que  es imprescindible que existan políticas de conciliación de la vida familiar y laboral.

«Incentivar la conciliación sería clave para aumentar esta satisfacción o como mínimo equipararla a los mismo porcentajes que tienen los hombres», ha manifestado Solé-Auró.