La Justicia falla a favor del matrimonio igualitario en el Caribe neerlandés

Bandera LGBTQI en foto de archivo. EFE/EPA/DANIEL IRUNGU

La Justicia falla a favor del matrimonio igualitario en el Caribe neerlandés

EFE | San Juan (Puerto Rico) - 16 diciembre, 2022

Una sentencia del Tribunal de Justicia del Caribe neerlandés, constituido por las islas de Aruba, Curazao, San Martín y Bonaire, y San Eustaquio y Saba, ha legalizado el matrimonio igualitario en estos territorios, aunque las autoridades podrían apelar el fallo.

«El Tribunal ha llegado a la conclusión de que excluir el matrimonio entre personas del mismo sexo vulnera la prohibición de discriminación y es incompatible con la normativa estatal», esgrime la sentencia.

Janice Tjon Sien Kie, de Human Rights Caribbean Foundation, ha calificado el fallo de esta semana como «un paso muy importante para los derechos humanos en Curazao y Aruba».

La decisión del Tribunal se ha producido tras dos casos presentados en Aruba y Curazao, uno de ellos por la organización Human Rights Caribbean en nombre de dos mujeres que quieren casarse.

El juez ha dictaminado, en este último caso, que no hay justificación para denegar el matrimonio civil a parejas del mismo sexo y ha ordenado tomar medidas para eliminar la discriminación.

Si bien el Código Civil de Curazao estipula que sólo pueden contraer matrimonio un hombre y una mujer, el juez ha declarado que esta disposición es contraria al principio de igualdad y a la prohibición de discriminación recogidos en la Constitución de la isla.

A la espera de una posible sentencia

No obstante, la posibilidad de celebrar matrimonios igualitarios no es inmediata, ya que las partes pueden apelar ante la Corte Suprema de La Haya hasta el 6 de marzo de 2023.

Por lo que aún, las parejas del mismo sexo no pueden casarse legalmente en Aruba, Curazao y San Martín, aunque las islas deben reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en Países Bajos.

Así es que la sentencia no significa que las parejas del mismo sexo puedan casarse en igualdad de condiciones, primero hay que esperar un recurso y una posible sentencia para poder contraer matrimonio.