maribel verdú

La actriz Maribel Verdú. EFE/ Susanna Saez/Archivo

Maribel Verdú: «No conozco a ninguna mujer que no haya tenido que soportar barbaridades»

EFE | Madrid - 1 junio, 2021

La actriz Maribel Verdú ha señalado que no conoce a «ninguna mujer» que no haya tenido «que soportar barbaridades» y ha confesado que a lo largo de su carrera ha sufrido el acoso «de gente muy influyente».

Verdú ha hecho estas declaraciones en el programa de televisión «Planeta Calleja» (Cuatro) del aventurero y presentador Jesús Calleja, a quien le ha confesado que durante su trayectoria como actriz ha pasado por situaciones desagradables.

“No conozco a ninguna mujer a la que no le haya pasado, que no hayamos tenido que soportar barbaridades”

“No conozco a ninguna mujer a la que no le haya pasado, que no hayamos tenido que soportar barbaridades”, ha contado la actriz de «Belle Époque», quien ha detallado que en el trabajo ha llegado «gente muy influyente» a llamar a su camerino y ha tenido que decirles «puede salir usted de aquí”.

En una ocasión, cuenta, después de recibir una «proposición deshonesta» salió del camerino corriendo y fue a llamar a dos compañeros actores muy conocidos para pedirles que la acompañaran. “Yo he entrado con ellos en el camerino, y le he dicho, ¿y ahora puede repetir lo mismo delante de ellos?”, y “se quedan muertos”. Si hay una presencia masculina, “ya se cortan y, es que me pone enferma”, ha sentenciado.

Verdú: «Antes no se hablaba de esto»

Verdú llegó incluso a tener un juicio por un caso de acoso en los comienzos de su carrera, pero “entonces no se hablaba de esto”. Aunque hoy en día siguen produciéndose situaciones desagradables “constantemente” que “dan tanto asco y tanta rabia”. “Hay veces que sacas tu carácter y contestas pero en otras te quedas paralizada” porque si “montara un pollo” incluso “me señalarían”, ha contado la actriz de 50 años.

Calleja le ha preguntado también si había sufrido una situación “muy delicada” en su carrera y la actriz le dijo que sí, sin dar detalles. “Tú tienes todo el derecho a preguntarlo pero yo tengo todo el derecho a dejarlo solamente para mis íntimos y lo sabe la gente que lo tiene que saber. Porque además de repente se aprovecha de ti alguien en el que confías plenamente y dices, si lo que eres es un delincuente y un impresentable”.