María del Mar Jiménez: el 80 % de los trabajos precarios en España están en manos de mujeres

Ana Márquez | Madrid - 28 febrero, 2019

María del Mar Jiménez, es camarera de piso y pone rostro a las cerca de 200.000 mujeres en todo el país que denuncian que no tienen vacaciones ni festivos y que sufren las consecuencias físicas de la precariedad laboral, una situación que se vio incrementada por la crisis económica.

«Las kellys», acrónimo de «las que limpian», surgieron como colectivo en 2014, cuando dos camareras de piso de Cataluña crearon una cuenta en Facebook para poner en común los problemas de su oficio y reivindicar ante la sociedad la precariedad de su puesto laboral, según narra en una conversación con Efe con motivo del 8M.

Bajo el lema “Organízate si no quieres que te organicen”, impulsadas por el feminismo y enfundadas en camisetas verdes, este colectivo de mujeres consiguió llevar sus reclamaciones hasta el Gobierno.

María del Mar Jiménez kellys

María del Mar Jiménez, componente de la asociación de camareras de piso «Las Kellys».EFE/Ana Márquez

P: ¿Se considera feminista?

R: Me considero feminista porque formo parte de una asociación que está integrada casi exclusivamente por mujeres, hay muy pocos hombres. Casi no existen los camareros de piso, de hecho, no existen. Hay el puesto de “valet” o mozo de habitación, pero ellos no limpian baños, por lo que no hacen lo mismo que yo.

P: ¿Cómo la ha ayudado el feminismo?

R: El feminismo nos ha ayudado a autogestionarnos. Las kellys también vamos a marcar pautas contra el maltrato por barrios; no sólo del hombre contra la mujer, sino del hombre al hombre, la mujer contra la mujer y el hombre contra los niños. También me ha ayudado a enseñar a mi marido y a mi hijo que tienen que hacer sus cosas. En casa trabajamos los tres y compartimos las tareas de casa los tres.

«Las mujeres hemos dicho basta»

P: Díganos dos medidas que deberían implantarse para caminar hacia la igualdad

R: Para empezar, igualdad de salario e igualdad de condiciones laborales porque hoy por hoy, el 80 % de los trabajos precarios en España están en manos de mujeres. Este 8M va a estar marcado por organizaciones pequeñas de mujeres que han formado colectivos y están luchando por sus derechos. Los sindicatos nos han defraudado tanto que las mujeres hemos dicho «basta».

P: ¿Se ha encontrado con algún obstáculo por ser mujer?

R: Me he encontrado incluso con un cliente que me ofreció dinero por trabajos sexuales. Yo soy una camarera de piso, no soy otra cosa. Te estoy hablando de situaciones que pasan en un hotel de lujo de cinco estrellas de Madrid. Para mí, fue una situación muy vergonzante como mujer. Otra cosa que está mal en el gremio es que otra mujer te castigue y te estrese, hasta el punto de tener que medicarte para poder ir a trabajar por acoso laboral.