El proyecto Latido Mariposas pide «igualdad infinita» en un vídeo por el 8M

Laura de Grado Alonso EFE | Madrid - 18 febrero, 2021

«Soñamos con llenar el cielo de mariposas violetas. Para nosotras es el símbolo de transformación para conseguir un mundo sin violencia, donde primen la igualdad y el respeto, con el único objetivo de conseguir una mejor sociedad», reza la campaña para el 8M Día Internacional de la Mujer que han lanzado desde el proyecto Latido Mariposas para pedir «una igualdad infinita».

«Por una igualdad infinita»

En el vídeo para este 8M, que se ha lanzado a través de redes sociales y grupos de mensajería instantánea bajo el lema «Por una igualdad infinita», se puede leer el mensaje:

«Hubo un momento en que decidieron convertirse en mariposas. Todas ellas alzaron su vuelo y comenzaron un largo viaje por todos los rincones del mundo. Coincidiendo con muchas mujeres y hombres que tenían un mismo sueño. Al regresar de aquel viaje, las mariposas empezaron a hablar de todas ellas y de su gran legado, agradeciendo su dedicación y haciéndolas visibles en nuestros días. De su unión y sororidad nació un símbolo, con él, una fecha de reivindicación. Para reclamar todos los derechos, que por el hecho de ser mujeres nos arrebataron.

De modo que hoy, manifestamos que debemos ser y decidir en igualdad de condiciones y oportunidades. El día 8 de marzo de 1975  se instaura el día Internacional de la Mujer. Pero fue mucho antes, en 1910 en la II Conferencia Internacional de Mujeres, cuando Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo, junto a otras mujeres influyentes lucharon por lograr un sistema que revalorizase los derechos para las mujeres.»

El latido de las mariposas

También agradecen su aportación a referentes que lucharon por mejorar las condiciones sociales y laborales de las mujeres. Entre ellas, citan a las políticas Dolores Ibarruri, Kate Duncker, Clara Campoamor o Aleksandra Kolotai, la escritora y revolucionaria francesa Inessa Armand, la novelista Emilia Pardo Bazán, la autora de «Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana» Olympe de Gouges, o la abolicionista afroamericana Sojourner Truth.

Junto a ellas resuenan otros nombres como Margaret Fullero, Nidia Floresta, Elvira Rawson, Julieta Lanteri, Elvira López, María Rojas, Virginia Woolf, Esperanza Brito, Chimamanda Ngozi, Ramona, Malala Yousafzai, María Zambrano, Maruja Mallo, Federica Montseny, Elena Maderas, Mariana Pineda, E. Mary Wolltonecraft, Lucretia Montt, Cady Stanton, Séneca Falls, Flora Tristán y Betty Friedan.

«El latido de las mariposas depende de nuestra actitud», concluye el montaje.

Un símbolo contra la violencia machista

Tras esta iniciativa se encuentran Itziar Prats e Isabel Gallardo, dos ciudadanas que, desde hace dos años y sin ninguna relación previa, iniciaron un “viaje” para concienciar sobre la violencia machista, una lacra ya ha acabado con la vida de 1.081 mujeres desde 2003, cuando comenzaron a contabilizarse.

Su andadura empezó un 25 de septiembre de 2018, tras la noticia de un suceso de violencia machista: Nerea y Martina, con tan solo 6 y 2 años, hijas de Itziar Prats fueron asesinadas por su padre.

Desde entonces tienen el objetivo de convertir pequeños gestos de denuncia de la violencia machista en «un movimiento de concienciación imparable e irreversible». Y lo hacen a través de sus ya simbólicas mariposas moradas.