Fotos cedida por la Asociación de Mujeres en la Industria de la Animación (MIA). EFE

La animación carece de liderazgo femenino, según el primer estudio del sector

EFE | Madrid - 3 noviembre, 2020

Con motivo del Día Mundial de la Animación, que se celebra el 28 de octubre, la asociación de Mujeres en la Industria de la Animación (MIA) ha elaborado el primer estudio sobre la situación de la mujer en el sector, que revela que tiene «poca o nula representación» en los puestos de liderazgo.

Según el informe “Las mujeres en el mundo de la animación”, no hay ninguna mujer en diez de los catorce cargos analizados en un sector «ampliamente masculinizado»: ninguna ocupa un puesto de dirección, hay un 14 % en los de guión y un 22 % en los de digitalización o efectos visuales.

La animación, sector muy masculinizado

La presidenta de MIA y miembro de la Academia de Cine, Alicia Núñez, señala en un comunicado que el objetivo de esta investigación es “reflejar con datos cómo la animación sigue siendo un sector muy masculinizado«, por lo que con este estudio buscan «dar voz y mejorar las condiciones de las mujeres en la industria”.

Las mujeres, según el estudio, se vinculan más con el cargo de dirección de producción donde representan un 80%. «Este puesto por el contrario se asocia principalmente con aspectos de organización y gestión de recursos, que encajan a la perfección con ese rol tradicional femenino», incide la presidenta.

Otro de los puntos clave que pone la investigación sobre la mesa es la «fuerte y acentuada desigualdad» en el ámbito de los largometrajes animados en el que un 64 por ciento de los trabajadores son mujeres pero «relegadas a un segundo plano con cargos no prioritarios ni reconocidos».

Los altos costes dificultan acceso a las mujeres

Según MIA, los altos costes de las películas de animación también influyen y dificultan el acceso de las mujeres a esos puestos de dirección. “Los largometrajes suponen costes superiores a los cortometrajes por lo que se refuerza esa asociación entre aspecto económico y género. Allá dónde los importes son mayores, las mujeres no tienen presencia”, afirma Núñez.

La investigación también analiza los contenidos en el que las mujeres son retratadas en estas producciones, mostrando que la totalidad de los comentarios considerados violentos son emitidos por hombres, la representación femenina se reduce a un 29 % en personajes hablantes y un 28 % en no hablantes y que el 90 % de los personajes con ropas ajustadas son femeninos.