judith butler género

La filósofa y activista estadounidense Judith Butler, una referente del feminismo contemporáneo que ha revolucionado y transformado la teoría feminista con sus estudios sobre género y su activismo, recibe el XXXIII Premio Internacional Catalunya, en Barcelona. EFE/ Alejandro García

Judith Butler alerta sobre la «censura a los estudios de género», propia de «los autoritarismos»

EFE | Barcelona - 29 abril, 2022

La filósofa y activista feminista estadounidense Judith Butler, pensadora fundamental y considerada la «madre» de la teoría «queer» a raíz de la publicación de su ensayo El género en disputa, ha alertado sobre la «censura a los estudios de género» que persiguen, ha dicho, «los autoritarismos» en todas partes del mundo y que los muestran como «un ataque a la identidad nacional».

Esos discursos de extrema derecha, ha señalado, se dirigen «a avalar que la desigualdad estructural que sufren las mujeres forma parte del ‘statu quo'», así como a defender los que consideran valores tradicionales, como el matrimonio únicamente entre heterosexuales o la virilidad masculina.

Butler (Cleveland, Estados Unidos, 1956), quien ha recibido este miércoles, 27 de abril, de manos del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el XXXIII Premio Internacional Cataluña, ha dedicado igualmente buena parte de su discurso de aceptación a mostrar su preocupación por un mundo lleno de «tristezas» como la pandemia y «la guerra de Putin», pese a esas «amenazas» ha apelado a los individuos a convivir y conversar para sobrevivir.

«Soy consciente de que este premio se me otorga por los libros que he escrito sobre género», ha apuntado la filosofa, que lo ha querido compartir con sus «aliados», entre los que ha nombrado a los responsables del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), institución con la que lleva años colaborando y que le ha permitido viajar en numerosas ocasiones a la capital catalana.

El fin de la violencia

La autora de El género en disputa, obra clave del feminismo y el movimiento «queer», ha reclamado el fin de la violencia por razón de género o sexo y ha recordado que todavía la mayoría del colectivo LGTBI no puede moverse en el mundo sin miedo a ser agredido o incluso encarcelado.

Butler ha pedido también la «despatologización» de las personas transexuales, esto es, que para ser considerado hombre o mujer tengas que pasar por quirófano o un tratamiento hormonal y no baste con la autodeterminación por parte del individuo.

«No deberíamos tener que pedir permiso (…) todas nuestras vidas deberían ser tratadas con dignidad y deberían dejar de ser invisibilizadas, pues existen», ha añadido.

Discursos de odio, cada vez con más peso

Esos discursos estarían ganando peso, ha lamentado, en todo el mundo, desde Brasil a Polonia, pasando por su país, EE.UU., «y también en España, por parte de partidos que no están aquí en este acto», ha añadido.

Tanto como de la cuestión de género, Butler ha querido hablar de la guerra y de sus consecuencias de «pérdida» y «destrucción» y ha querido nombrar a los millones de desplazados.

Butler ha señalado que «las fronteras no deberían estar en el marco referencial» y ha pedido que esas personas puedan vivir en igualdad y dignidad y que se «desmantelen todos los campos de detención».

El premio recibido por Butler está dotado con 80.000 euros y con la escultura “La clave y la letra” de Antoni Tàpies. La Generalitat de Catalunya creó en 1989 el Premio Internacional Cataluña con tres propósitos: reconocer y estimular a los creadores, ofrecer a los catalanes ejemplos de la más alta calidad y exigencia en todos los aspectos, y «situar a Cataluña en la escena de los grandes galardones internacionales».