Josefina Molina premio cine

La directora Josefina Molina, una de las mujeres pioneras en el cine español, durante una entrevista con Efe en 2012. EFE/Luca Piergiovanni/Archivo

Josefina Molina, la pionera que abrió caminos a las mujeres, Premio Nacional de Cine

EFE | Madrid - 30 agosto, 2019

La directora de cine y guionista Josefina Molina (1936, Córdoba) ha sido reconocida este 30 de agosto con el Premio Nacional de Cinematografía 2019, según informa el Ministerio de Cultura y Deporte.

Molina es pionera del cine rodado por mujeres y ha abierto caminos a las siguientes generaciones de realizadoras. Además es fundadora con otras colegas de la profesión de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA).

El jurado ha destacado que Molina es un «referente de varias generaciones de cineastas presentes y futuras subsanando una deuda histórica con su carrera. Su mirada libre y sin prejuicio ha sido esencial para comprender la situación de la mujer en los años de la Transición y la consolidación de la democracia».

Dotado con 30.000 euros el Premio Nacional de Cinematografía ha recaído en la última edición en la productora Esther García, y también lo tienen los actores Antonio Banderas y Ángela Molina y los directores Fernando Trueba o Juan Antonio Bayona, entre otros.

Una cineasta pionera

El fallo, que ensalza su labor como un empeño personal» porque haya «una mayor representación» femenina en la industria cinematográfica, recuerda hechos destacados de su biografía, como que fue la primera mujer que obtuvo el título de directora-realizadora en la Escuela Oficial de Cinematografía, en 1969.

Molina, que según el jurado «abordó de manera valiente la vanguardia, la autoficción y el clasicismo en su obra», comenzó en 1964 su trayectoria profesional en TVE, donde ha dirigido todo tipo de programas, con series caracterizadas por su rigor como «El camino», «Entre naranjos» y, sobre todo, «Teresa de Jesús», protagonizada por Concha Velasco.

En 1973 dirigió su primera película, «Vera, un cuento cruel»; en 1989 estrenó el drama histórico «Esquilache», basado en la obra de Antonio Buero Vallejo «Un soñador para un pueblo»; y en 1991 su película «Lo más natural» fue nominada a los Premios Goya en las categorías de mejor actriz, mejor dirección artística y mejor banda sonora original, ganando este último.

Un premio para todas las mujeres del cine

La cineasta ha dicho a Efe que considera que su reconocimiento es «estupendo» para todas las mujeres del cine y ha celebrado que hoy, gracias a asociaciones como CIMA, la excepcionalidad y la soledad de ser una «rara avis» haya sido sustituida por solidaridad.

«Agradezco mucho eso; si soy un referente, si he logrado que haya mujeres que hayan querido seguir este camino, pues estupendo», ha enfatizado la galardonada en una entrevista telefónica.

«Me siento muy orgullosa de pertenecer a un grupo como CIMA porque es lo que marca la diferencia: antes, como digo, éramos casos aislados, pero sobre todo estábamos solas. Es más, se fomentaba nuestro aislamiento y cada una hacia lo que podía por su camino. Ahora hemos sustituido esa soledad por solidaridad».

Actualmente, añade, «nos miramos con igualdad; hay muchas mujeres jóvenes haciendo un cine extraordinario y eso me da alegrías continuas».

La entrega del premio a Molina se realizará en el festival de cine de San Sebastián, el próximo 21 de septiembre.