G7 mujeres poder

Entrega de los premios "Power Together" en el marco del foro de mujeres líderes que se celebra en Reikiavik. EFE

Menos de la mitad de ciudadanos del G7 quieren mujeres en el poder

Lara Malvesi - 29 noviembre, 2018

Menos de la mitad de los ciudadanos de los siete países más ricos del mundo (G7) se sienten cómodos con mujeres ocupando puestos de verdadero poder, ya sea como presidentas o consejeras delegadas al frente de las grandes empresas.

De esos siete países (Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Estados Unidos, Canadá y Japón), que aúnan las economías más prósperas del mundo, el 42,57 % de los ciudadanos dice sentirse «cómodo» con el hecho que una mujer esté al frente de la jefatura del Estado o del Gobierno.

Así lo reveló la publicación del llamado Índice de Liderazgo de Reikiavik, cuyas conclusiones se presentaron en un foro de mujeres líderes que se está desarrollando en la capital islandesa, el país más igualitario del mundo según las estadísticas.

Este barómetro mide hasta qué punto hombres y mujeres son vistos en igualdad de condiciones por la sociedad a la hora de ser considerados buenos candidatos para ocupar puestos de poder.

Los tres países anglosajones del G7 tienen los porcentajes más altos de ciudadanos a los que les convence una mujer presidenta: Reino Unido (58 %), Canadá (57 %) y Estados Unidos (52 %), mientras que en Italia es de un 42 %, en Francia un 40 %, en Alemania un 26 % y en Japón un 23 %.

Los datos son parecidos, aunque levemente superiores, en el caso del porcentaje de ciudadanos de miembros del G7 que se sentirían cómodos con una mujer como consejera delegada de la empresa más importante de su país, con una media del 45,71 % en los siete países.

Estados Unidos tiene el porcentaje más alto (63 %), seguido de Canadá y Reino Unido (59 %), Francia (44 %), Italia (42 %), Alemania (29 %) y Japón (24 %).

Cuotas para mejorar la situación de mujeres en el poder

Los datos son más optimistas para la mujer cuando se trata de ocupar puestos de mando en otros ámbitos, desde el sistema judicial hasta la diplomacia o la banca.

En el cómputo global de los veinte sectores más importantes, la media de los países del G7 se sitúa en el 66 %, con Reino Unido (72 %), Francia (71 %), Canadá (71 %) y Estados Unidos (70 %) por encima de esa media e Italia (57 %), Alemania (59 %) y Japón (61 %) por debajo.

El estudio, elaborado por la organización Kantar y publicado junto a la red de Women Political Leaders (WPL), se basa en entrevistas a hombres y mujeres de 16 a 64 años.

La consejera delegada de Kantar, Michelle Harrison, destacó la disonancia entre géneros sobre igualdad y subrayó que mientras el 69 % de los encuestados varones cree que tanto hombres como mujeres son igual de válidos para cualquier puesto, el porcentaje sube hasta el 75 % cuando se pregunta a mujeres.

El porcentaje más alto de percepción de igualdad (con un 80 % de personas que aceptan que mujeres y hombres serían buenos candidatos por igual) se da en el sector de los medios de comunicación, las ciencias naturales y la investigación médica.

En el evento de lanzamiento del Índice estuvieron presentes la representante del Foro Económico Mundial Saadia Zahidi y la responsable de Asuntos Jurídicos del fabricante automovilístico Volkswagen, Hiltrud Werner.

Ambas coincidieron en mostrarse poco sorprendidas con las conclusiones y apuntaron a la posibilidad de introducir cuotas para mejorar la situación de la mujer en puestos de liderazgo.

Islandia, el país más feminista del mundo

«Soy la única mujer que se sienta en el consejo de administración (de Volkswagen) y puedo decir que solo si hay más mujeres nuestra voz puede tener verdadero peso», explicó Werner, quien lamentó que muchas empresas «terminen dominadas por machos alfa».

El foro global de mujeres líderes, del que ha sido anfitriona la primera ministra Katrín Jakobsdottir, tiene el objetivo de reunir a mujeres que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito público y privado para intercambiar opiniones sobre cómo avanzar en la igualdad y la representatividad de la mujer.

Que el foro se celebre en Islandia no es casual. El país está considerado el más feminista del mundo. En solo una década ya cuenta con su segunda jefa de Gobierno.

Además, de Islandia es Vigdís Finnbogadóttir, quien en 1980 se convirtió en la primera mujer del mundo elegida democráticamente como presidenta.

Noticias relacionadas

Anna Ferrer: es imposible vencer la desigualdad si los hombres no se conciencian