fútbol maternidad

Las jugadoras del Rayo Vallecano celebran un gol contra el Atlético de Madrid, durante el partido de primera División Femenina disputado en la Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano.- EFE/ Emilio Naranjo

El fútbol femenino avanza en conciliación y derechos por maternidad

EFE | Madrid - 8 febrero, 2021

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) destaca los avances que clubes, instituciones y representantes de las jugadoras de futbol han desarrollado conjuntamente para garantizar los derechos de maternidad de las futbolistas y mejorar su conciliación.

Así lo ha expresado durante la jornada «Maternidad y conciliación en el futbol», el presidente del sindicato, David Aganzo, quien ha destacado que se ha conseguido «proteger los derechos de las futbolistas que deciden ser madres durante su etapa deportiva» a través de una nueva regulación por parte de la FIFA.

«La maternidad y la conciliación eran algo normal en cualquier ámbito profesional, pero que no en el mundo del fútbol«, ha explicado Aganzo.

Conducida por la codirectora de la asesoría jurídica de AFE, María José López, la jornada ha constado de tres bloques.

La asesora legal de FIFPro, Alexandra Gómez, ha explicado el proceso de negociación entre los distintos actores del mundo del fútbol para conseguir la protección de la maternidad por parte de FIFA, representada durante el acto por su responsable de Asuntos Legales, Emilio García Silvero.

Baja por maternidad de 14 semanas

Las nuevas disposiciones del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores contemplan que una jugadora tendrá derecho a una baja por maternidad de 14 semanas como mínimo, durante las que percibirá dos terceras partes del salario que estipule el contrato. Al menos ocho de estas semanas deberán tener lugar tras dar a luz.

El club tendrá asimismo la obligación de facilitar la incorporación a la actividad futbolística de la jugadora y ofrecerle apoyo médico continuo.

«La maternidad es un derecho fundamental, para esa trabajadora y para ese niño o niña que está por nacer», expuso Alexandra Gómez.

La asesora legal de FIFPro ha agradecido a FIFA este avance, bajo unos acuerdos mínimos, y su predisposición para «seguir trabajando para mejorar» este proyecto en los próximos tiempos.

«Yendo a la base de la mejora, queremos que se reconozca una licencia al padre o a la otra madre de ese niño. Nuestra propuesta es para que sea de mínimo 15 días. También nos preocupa la protección de la jugadora durante su licencia maternal o durante su embarazo si su contrato llega a su fin», añadió.

Condiciones laborales mínimas

En ese sentido, Emilio García Silvero ha coincidido en que el acuerdo «ha dado lugar a unas condiciones laborales mínimas para las asociaciones nacionales».

«Lo que hemos hecho no aporta nada o casi nada al convenio colectivo vigente en España y no aporta nada o casi nada al estatuto de los trabajadores y a las normas aplicables. Pero debemos tener en cuenta que la FIFA dicta normas para 211 territorios. El gran avance de esto es que muchos territorios del mundo van a tener que trasponer estas condiciones laborales mínimas en sus respectivas federaciones y ese es el principio del cambio. Tienen seis meses para llevarlo a la práctica, hasta el 1 de julio», subraya.

La FIFA tuvo en cuenta para la redacción de estas disposiciones las garantías que ya son «reconocidas en España» en el marco del convenio colectivo y el «sistema implantado en Argentina». «La AFA está trabajando mucho al respecto, desde un punto de vista normativa», ha indicado el responsable de Asuntos Legales de la FIFA.

Además, existe la «posibilidad de que un club sea sancionado deportivamente» en el caso de extinguir unilateralmente el contrato de la futbolista por razón de maternidad.

«Esto es solo el principio. Existe esta vocación de universalidad y el deseo de que en muchos países esto vaya a significar un cambio de verdad«, ha asegurado García Silvero.

Elegir entre ser madre o futbolista

Por su parte, las exfutbolistas Tamara Carrillo y Olga Chaves han plasmado a través de su testimonio las dificultades que se encontraron en el momento de ser madres.

«Yo tuve que elegir entre ser mamá o seguir siendo futbolista. Tuve que parar mi carrera», cuenta Tamara Carrillo.

Ella dejó de cobrar un salario durante el embarazo. Por eso, ante los avances de la disciplina, pide que no se «discrimine a la mujer ni se la ponga en la tesitura de elegir entre ser madre o continuar su carrera futbolística».

Olga Chaves, en cambio, durante su etapa en activo sintió que se estaba «perdiendo el mejor partido» de su vida, «ser madre». Ya como entrenadora, recuerda que algunos días tuvo «que llevar a su hija a los entrenamientos y dejarla en una esquina» ante la dificultad de conciliar la maternidad y su profesión.

La jornada ha concluido con una mesa redonda, con representantes de cuatro medios de comunicación (Diario As, Radio Marca, Fox Sports y EFE).