Presas "políticas" Nicaragua

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018. EFE/Jorge Torres/Archivo

Defensoras de derechos humanos piden la liberación de las presas «políticas» en Nicaragua

EFE | Managua - 20 agosto, 2021

Integrantes de la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) han denunciado la situación de las presas «políticas» en Nicaragua, que consideran «crítica».

Esta entidad ha señalado el caso de diez mujeres consideradas «presas políticas», y han solicitado a la comunidad internacional esfuerzos para lograr su liberación.

«La situación de nuestras compañeras en Nicaragua sigue siendo crítica, por ello, reiteramos que, ahora más que nunca, es imprescindible que todas las voluntades y responsabilidades involucradas reaccionen con compromiso y de acuerdo a la gravedad de la situación«, ha dicho la integrante de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México Lydia Alpizar, en un pronunciamiento.

Situación de las presas «políticas»

Según IM-Defensoras, han arrestado a mujeres entre «activistas políticas, feministas, académicas, periodistas, comandantas de la revolución, abogadas y defensoras de derechos humanos»

Han alertado, además, que las detuvieron «a través de dispositivos policiales desproporcionados» y que allanaron sus casas con violencia. También golpearon y detuvieron a otras frente a sus hijos e hijas menores de edad«.

La organización ha destacado también los riesgos que corren las convictas al haber sido señaladas de violar la controvertida «Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, Soberanía y Autodeterminación para la Paz», que sanciona delitos de traición a la patria.

«Esta ley permite detener antes de haber investigado, es anticonstitucional y vulnera los estándares internacionales de derechos humanos, sirviendo para encubrir y justificar todo tipo de abusos por parte del Estado, desde la fabricación de cargos hasta actos de maltrato y torturas», ha resaltado Alpizar en el pronunciamiento, firmado por feministas de México y Centroamérica.

Un llamado a la comunidad internacional

«Hacemos un llamado a la comunidad internacional a continuar desarrollando esfuerzos para condenar las distintas formas en que se manifiesta la represión en Nicaragua. Además, exigir su cese y la liberación de todas las presas y presos políticos, así como garantizar la efectividad de los derechos humanos”, ha señalado la representante de la Red Salvadoreña de Defensoras de Derechos Humanos, Morena Herrera.

Entre las diez mujeres que organizaciones no gubernamentales consideran «presas políticas» está la periodista Cristiana Chamorro, la exguerrillera sandinista disidente Dora María Téllez, así como las dirigentes opositoras Violeta Granera, Suyén Barahona, Ana Margarita Vijil y Tamara Dávila.

También la ex primera dama María Fernanda Flores de Alemán, así como las activistas María Esperanza Sánchez y Karla Vanessa Escobar.

Según el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, cuyos datos son respaldados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Nicaragua hay más de 150 opositores presos, supuestamente por pensar diferente al Gobierno del presidente Daniel Ortega.