Ela Velden, un icono de la sexualidad femenina en televisión

Mónica Rubalcava | Ciudad de México - 12 mayo, 2021

Las exitosas series de televisión «¿Quién mató a Sara?» y «El juego de las llaves» le han brindado a la actriz mexicana Ela Velden la oportunidad de cambiar de registro en su carrera, nutrida de tradicionales telenovelas, y además, de convertirse en un icono de la sexualidad femenina. 

«Soy una actriz que quiere hablar de estos temas abiertamente. Las mujeres de la actualidad estamos contando que somos libres, que queremos explorar sexualmente y que queremos saber qué es lo que nos gusta«, asegura en una entrevista con Efe la artista.

En «¿Quién mató a Sara?» , Ela exploró la sexualidad femenina en la adolescencia, mientras que en «El juego de las llaves» la actriz interpretó a una mujer que afronta esta parte sexual sin miedo.

«Elegir estos personajes que tienen esta libertad sexual no es algo que planeé, pero pienso que definitivamente vinieron a mí por algo y tomó la bandera«, dice Velden, quien estrenará la segunda temporada de «El juego de las llaves» en verano de este año.

De telenovelas a series internacionales

«He tenido suerte y después de dejar de hacer telenovelas me topé con los proyectos que estoy amando, empiezo a ser más selectiva. Al elegir los personajes busco que me den un nuevo reto, que me impulsen, o que simplemente confíe en el proyecto», cuenta.

Velden confió en «¿Quién mató a Sara?» y aceptó el papel de Marifer en la primera temporada, aun cuando este no aparecía demasiado.

Su decisión fue acertada, pues el proyecto ahora se posiciona como la serie latinoamericana con mayor éxito a nivel mundial en Netflix y eso generó que su personaje pudiera crecer para la segunda temporada.

«Yo no sabía que se iba a hacer la segunda parte, firmé para la primera y me dijeron, ‘tu personaje puede crecer’ y dije bueno. A veces ves algo más en el guion y sientes que vale la pena«, dice Velden, satisfecha.

Narrada en dos líneas de tiempo, la serie de suspense sigue la venganza de Álex, interpretado por el actor colombiano Manolo Cardona, un hombre inculpado injustamente por el asesinato de su hermana Sara.

«La salud mental  se debe de implementar en las escuelas»

Si bien la primera temporada el protagonista busca venganza sin pensarlo con la familia Lazcano, que parece ser la responsable de la muerte, la segunda saca a la luz una serie de problemas de Sara Guzmán, que traerán más intriga a la trama.

«Sara y Marifer eran mejores amigas, se saben secretos y esto hace que Marifer sea una pieza clave para descifrar el secreto», narra Ela.

La actriz describe a su personaje como «una niña fuerte», pero a su vez alguien «muy oscuro», dependiente y sobre todo muy contenido.

«Se vale por ella misma, trabaja, cuida a su hermana y a su familia. Es una chava que tiene muchas ausencias familiares y con Sara encuentra esta alianza que puede llegar a haber con los mejores amigos y la vuelve un poco dependiente de ella«, explica.

La actriz, de 28 años, comparte el personaje de Marifer con Litzy, quien encarna a la joven ya de adulta y que, cansada de callar tantos años, tomará las riendas de la historia y ayudará a Álex a saber quién realmente era Sara.

Para Ela, uno de los temas fundamentales que trata la serie ha sido el de los problemas mentales, pues en esta segunda temporada se dejarán ver con más claridad y libertad.

«Hay veces que nos da miedo ir a terapia o resolver un problema o platicar con amigos y gente cercana. La salud mental es algo que se debe de implementar en las escuelas«, considera.