cáncer mama Latinoamérica

Fotografía de archivo en la que se registró a una funcionaria del Centro de Atención Integral de la Mujer, especializado en el detección temprana de cáncer de mama, en Paraguari (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar/Archivo

El cáncer de mama se agudiza por desinformación y miedo al autoexamen en Latinoamérica

Claudia Polanco | Redacción América - 6 octubre, 2021

La Encuesta Regional de Opinión Pública sobre Cáncer de Mama 2021 señala que la desinformación y el miedo a mirarse los senos en el espejo para realizarse el autoexamen, y detectar a tiempo el cáncer de mamá, son factores que agudizan la enfermedad en Latinoamérica.

Los dos elementos son responsables de que cada año haya 200.000 nuevos casos de la enfermedad entre las mujeres de América Latina, han asegurado los expertos consultados por Efe.

En los resultados de la encuesta, contratada por Avon y Fundación Avon para la Mujer, se ha determinado que el 91 % de las 7.000 encuestadas mayores de 16 años en siete países de Latinoamérica considera que el cáncer de mama es el responsable de la mayor cantidad de muerte en mujeres.

El sondeo, que se ha realizado entre julio y agosto en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay, ha dejado en evidencia que 2 de cada 10 mujeres reconocen que están «poco informadas con respecto a los métodos de detección temprana».

El cáncer de mama, un mal en América

En toda América, incluyendo EE.UU. y Canadá, más de 462.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama cada año y casi 100.000 mueren por esa causa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estas cifras indican que «aún hay mucha desinformación y una gran cantidad de creencias erróneas. Por eso, la intención de la encuesta es transformar los datos recolectados en herramientas de acción en América Latina para evitar que haya más víctimas de esa enfermedad», ha dicho la directora de la Fundación Avon para la Mujer, Carolina Henao.

Por ello, agrega, «el llamado es a educar. Queremos invitar a reconocer las señales de la enfermedad y explicarle a las mujeres que con el autoexamen de seno, el chequeo clínico anual y la mamografía a partir de los 40 años o antes si tienen algún antecedente familiar, se puede prevenir el cáncer de mama«.

La pandemia fue un obstáculo

Entre los resultados del sondeo también se destaca que 7 de cada 10 mujeres no acudieron a una consulta médica especializada para realizar estudios de detección temprana del cáncer de mama durante la pandemia del coronavirus.

Lo anterior, dijeron los responsables del estudio, fue más evidente en Ecuador y Perú.

En ese sentido, el miedo a contraer la covid-19 fue el principal motivo expresado por el 51 % de las encuestadas, y el grupo que menos acudió a las citas médicas fue el de las más jóvenes y el de aquellas con niveles socioeconómicos medio y bajo.

En contraste, Uruguay fue el país en donde más visitas médicas virtuales se hicieron, alcanzando al 33 % de las mujeres, y México se ubicó como la nación en donde el 30 % de las consultadas declaró haberse realizado los controles con la misma rutina de siempre a pesar de la pandemia.

La importancia de prevenir

Para el mastólogo Juan Pablo Molina, «estas cifras le dan al gremio médico la oportunidad de conocer de primera mano cómo perciben nuestras mujeres la detección temprana«.Y es que, aunque vivimos en un mundo saturado de información no toda es cierta.

Por este motivo, «preocupa que las mujeres muchas veces no acudan a un especialista en mastología o a un ginecólogo sino a sus amigas o familiares para solucionar sus dudas«, ha explicado el experto.

De hecho, sólo 3 de cada 10 mujeres reconocen a la mamografía como el método de detección temprana más efectivo, mientras que más de la mitad considera a la autoexploración como el mecanismo más acertado.

Aun así, 7 de cada 10 mujeres en edad de riesgo (mayores de 40 años) de los países participantes expresaron haberse realizado una mamografía al menos una vez en su vida.

Sin embargo, con relación a la frecuencia sólo el 46 % se la hace anualmente.

Poca información sobre el cáncer de mama

En el caso específico de Colombia, el 84 % asegura que el cáncer de mama es una enfermedad muy grave y 1 de cada 5 de las encuestadas cree que está poco o nada informada sobre este tema.

Además de Colombia, en Argentina, Chile y Ecuador es donde las mujeres consideran que tienen menos información sobre el cáncer de mama, a pesar de que sí existen estrategias de salud pública enfocadas en la detección temprana.

«Increíblemente, en Latinoamérica todavía persiste el pudor, especialmente en las mujeres mayores, de ir al médico para que les revise los senos, y es aún más fuerte el miedo de ir a un especialista y que les diagnostique cáncer de mama», ha alertado Molina.

Por este motivo, es más que necesario «perder el miedo y tomar acción porque el cáncer de mama diagnosticado a tiempo tiene unas tasas de curación bastante altas», ha agregado.

Una tendencia que debe parar

Si las tendencias actuales continúan, para el año 2030 se prevé que el número de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama aumente en un 34 % en las Américas, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud.

En América Latina y el Caribe, el cáncer de mama es el más común entre las mujeres y el mayor porcentaje de muertes ocurre en menores de 65 años (56 %), en comparación con los Estados Unidos y Canadá (37 %).

En el mundo, en 2020 se diagnosticó cáncer de mama a 2,3 millones de mujeres, y 685.000 fallecieron por esa enfermedad.

Se sabe que 1 de cada 12 mujeres enfermarán de cáncer de mama a lo largo de su vida, por lo que la información adecuada y el diagnóstico temprano pueden salvar sus vidas.