decálogo igualdad mujeres

Fotografía de archivo en la que se registró a la presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), la costarricense Alejandra Mora. EFE/Ernesto Arias

«Decálogo» para avanzar hacia la igualdad en América

EFE | Washington - 15 diciembre, 2021

La Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) ha publicado este martes 14 de diciembre el «Decálogo para un Estado en clave de derechos humanos y feminista», con el que pretende que los estados americanos den un paso al frente en materia de igualdad.

El decálogo recoge una serie de recomendaciones para que tanto los estados, como las autoridades del continente americano, puedan avanzar hacia la igualdad y la no discriminación de las mujeres. En el comunicado difundido con motivo de la presentación del documento, la secretaria ejecutiva de la CIM, Alejandra Mora, ha manifestado la intención de que el documento sea «una ruta clara para dar respuestas a la deuda histórica que tienen los Estados con las mujeres».

La idea surgió como respuesta a las «repercusiones diferenciadas» que la pandemia de la covid-19 tuvo sobre las mujeres y niñas de la región. En su elaboración participaron reconocidas expertas de la región, que aportaron diferentes puntos de vista con el objetivo de ahondar en la brecha de desigualdad de género y buscar soluciones.

Está dirigido a los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) -de la que forma parte la CIM-, así como a autoridades gubernamentales, movimientos feministas, organizaciones de la sociedad civil y otros organismos internacionales.

Promover la igualdad sustantiva desde las leyes

La primera acción, «La CRACIA del DEMO», llama a construir «Estados incluyentes, democráticos y pluralistas que garanticen los derechos de la ciudadanía, en particular de las mujeres«, mediante la apertura de canales de participación que incluyan a todas las voces.

Además, propone lograr la igualdad sustantiva desde «Las leyes, instituciones y políticas públicas», así como estar vigilante de «La triada de la institucionalidad: Estado-comunidad-persona».

Como cuarta iniciativa, el decálogo propone «la gestión política para el buen gobierno», pero además pide poner «el cuidado (de las personas; la Tierra, sus territorios y sus bienes, así como de las mayorías) en el centro de las agendas».

«El buen vivir y la plenitud de la vida»; «Hacia la universalización de derechos»; «Un modelo económico que produzca riqueza y la redistribuya»; «Erradicar las diversas formas de violencia contra las mujeres y las niñas «y «Avanzar hacia una ciudadanía regional-global» completan la lista de consejos contenidos en el documento.

Entre las expertas que aportaron para la elaboración de este decálogo se destacan Line Bareiro, María Soledad Cisternas, Alda Facio, Ana Falú, Lucy Garrido, Otilia Lux de Cotí y Rita Segato.