violencia género

Manifestación celebrada en Cúllar Vega (Granada) para condenar el asesinato de Encarnación Rubio Moliner. EFE

De violencia doméstica, a la de género contra las mujeres y sus hijos

Ana Rodrigo - 22 noviembre, 2018

El cerco institucional contra el maltrato que sufren las mujeres en sus casas, y que se definió como violencia doméstica, comenzó en 1998. El revulsivo fue la muerte de Ana Orantes, asesinada por su marido después de contar en televisión su drama. Veinte años después, el maltrato machista es una preocupación social y una prioridad que ha llevado a firmar un pacto de Estado.

 

Ana Orantes, ama de casa y madre de once hijos, se convirtió en 1997 en el rostro amargo de la violencia de género que hizo reaccionar al Gobierno para empezar a abordar ese asunto, hasta entonces oculto en la esfera privada.

 

El primer plan de acción contra la Violencia Doméstica se aprobó en 1998: se articuló la medida de alejamiento del agresor sobre la víctima, se inició la formación en las policías y juzgados y se empezó a pedir a las mujeres que denunciaran.

 

Las organizaciones feministas, como la presidida por Ana María Pérez del Campo, definió esa violencia doméstica como «terrorismo» y comenzó a contar las víctimas mortales para visibilizar «el genocidio» contra las mujeres. En 2002, denunciaban que habían muerto 400 mujeres en los cinco años anteriores; hasta 2003 no se contabilizó oficialmente a las víctimas.

La Ley Integral contra la Violencia de Género

El cerco a las agresiones machistas se reforzó con la Ley Integral contra la Violencia de Género, en 2004, integrando las medidas, leyes y recursos de ámbitos como el educativo, laboral, sanitario, policial y judicial, entre otros.

 

Cuatro años después, se creó una subcomisión parlamentaria para estudiar una posible reforma. Las artífices de la ley se replanteaban si la denuncia debía ser el primer paso para romper con el infierno de los malos tratos porque las mujeres seguían siendo asesinadas, a pesar de que se había avanzado en el ámbito social, policial y judicial.

 

En 2015, se modificó la legislación para incluir a los menores víctimas directas de la violencia de género y para obligar a los jueces a pronunciarse sobre las medidas cautelares y civiles que afectan a los menores hijos de mujeres víctimas.

 

El Pacto contra la Violencia de Género, aprobado por el Parlamento en septiembre de 2017, ha arrancado este año con una reforma de la ley Integral y deberá cambiar otras 15 leyes, relacionadas con la trata de seres humanos y violencia sexual.

 

Y es que el pacto abre el abanico de esta lucha contra el machismo a todo tipo de violencia ejercida contra las mujeres, como agresiones sexuales, trata de mujeres o matrimonios forzados.

 

Entre 2003 y 2018, un total de 971 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o ex parejas, según los últimos datos oficiales.

 

Desde 2013, se incluye en la estadística oficial a los huérfanos por el asesinato de sus madres que ascienden a 224 niños. También la de los niños víctimas mortales de la violencia de género: 27 menores asesinados.

 

A continuación se detalla por fechas, algunos de esos pasos en la lucha contra la violencia machista:

 

1997 – Octubre: la granadina Ana Orantes, una mujer de 59 años, es asesinada por su marido. Contó las agresiones que sufría por parte de su marido en Canal Sur, en un momento en que las mujeres no alzaban su voz para denunciar los malos tratos que padecían en silencio dentro de sus casas.

 

1998 – 30 de abril.- El Gobierno, presidido por José María Aznar, aprueba el I Plan de Acción contra la Violencia Doméstica (1998-2000), que incluye, entre otras medidas, la prohibición de aproximarse a la víctima; la tipificación como delito de la violencia psíquica ejercida habitualmente y la investigación de los hechos aunque no haya denuncia.

 

1999 – Junio.- Se reforma el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal para desarrollar aspectos del Plan.

 

2001 – 11 de mayo.– El Gobierno aprueba el II Plan de Acción contra la Violencia Doméstica (2001-2004), que, entre otras medidas, contempla la adopción de medidas inmediatas de protección por parte de los juzgados de guardia o la concentración en un sólo tribunal de la causa instruida.

 

2002 – 22 de octubre.– Se crea el Observatorio contra la Violencia Doméstica para el seguimiento y análisis de las resoluciones judiciales sobre este tipo de violencia.

 

2003 – 2 de agosto.- Nace la «orden de protección», mecanismo ideado para dar protección jurídica y policial a las víctimas, así como asistencia social y económica. Podrá ser solicitarla por la propia víctima, cualquier persona cercana a ella, el Ministerio Fiscal o los representantes legales.

 

El Gobierno hace estadísticas de las víctimas de violencia de género. Ese año hubo 71 mujeres asesinadas.

 

2004 – 5 de marzo.– Se crea el Registro Central para la Protección de las Víctimas de Violencia Doméstica.

 

25 de junio.– El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) aprueba un proyecto de Ley Integral contra la Violencia, ahora denominada de Género, cumpliendo así su promesa electoral.

 

22 de diciembre.- El Parlamento aprueba la Ley con el respaldo unánime de los grupos.

 

2005 – Junio.- Se ponen en marcha las medidas más novedosas de la Ley: los juzgados especializados y la nueva tipificación penal, con condenas más fuertes para los hombres que agredan a sus parejas o ex parejas.

 

2007 – Marzo.- Entra en vigor la Ley de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, con medidas laborales, políticas y sociales, como la paridad en las listas electorales, la ampliación del permiso de paternidad y planes de igualdad en las empresas.

 

3 de septiembre.– Se pone en marcha el teléfono contra el maltrato: el 016, una línea gratuita, de asistencia a las víctimas y de consulta ante cualquier situación de maltrato.

 

2008 – Se registra la cifra más elevada de víctimas (desde 2003-2017): 76 mujeres asesinadas.

 

2014 – 10 de abril.– España ratifica el Convenio Europeo sobre prevención y lucha contra la violencia hacia las mujeres y la violencia doméstica, conocido como Convenio de Estambul.

 

4 de agosto.– El Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw) reprobó a España por no actuar de manera negligente en la protección de una víctima de violencia machista, y de su hija, de 7 años, asesinada por el padre en 2003. Más de treinta ocasiones había denunciado la mujer que ella y su hija sufrían maltrato y solicitado medidas de protección para ambas, aunque la menor fue asesinada por su padre en una de las visitas sin supervisión concedidas al agresor.

 

2015 – 12 de agosto.– Entra en vigor la nueva ley de Protección de los Menores y la Infancia, que reconoce como víctimas directas a los hijos de las mujeres afectadas por la violencia de género.

 

2016 – Año con la cifra más baja de mujeres muertas por violencia machista desde que se tienen estadísticas: 49 fallecidas.

 

2017 – 28 de septiembre.– El Congreso aprueba un total de 213 medidas para poner en marcha el Pacto de Estado de Violencia de Género, con el apoyo mayoritario de los grupos, excepto Podemos y EH Bildu que se abstuvieron, y una dotación presupuestaria de 1.000 millones de euros durante cinco años.

 

2018 – 8 de marzo.– La campaña #metoo y el caso de la Manada, son el germen de una jornada histórica de movilizaciones coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, como colofón a la primera huelga feminista por los derechos de las mujeres convocada en España.

 

3 de agosto.– Para reactivar el Pacto de Estado, el Gobierno de Pedro Sánchez aprueba un real decreto de medidas urgentes, como la acreditación de víctima de violencia machista sin necesidad de sentencia judicial.

 

14 de noviembre.– El Congreso avala por unanimidad garantizar una pensión de orfandad a los hijos de víctimas de violencia de género y de madres asesinadas por cualquier otro tipo de violencia contra la mujer, ayudas que tendrán efecto retroactivo desde 2004.