Chile Banco Central

La presidenta del Banco Central de Chile, Rossana Costa. Foto: Banco Central

Chile, pionero en igualdad tras nombrar a la primera presidenta del Banco Central

Patricia Nieto Mariño | Santiago de Chile - 7 febrero, 2022

Chile rompe un nuevo techo de cristal tras designar a la economista Rosanna Costa como presidenta del Banco Central. Este nombramiento pone al país a la cabeza de la igualdad en Latinoamérica junto a Ecuador, México, Cuba y Argentina, países pioneros en abrir a las mujeres el sector financiero, un selecto club dominado por hombres.

Cada vez son más las mujeres que están conquistando puestos de poder en el sistema financiero global, uno de los sectores más herméticos y blindados para las mujeres.

Barreras estructurales

En la región, llegaron al podio Victoria Rodríguez Ceja, que desde enero de 2022 ejerce como gobernadora del Banco de México, y Marta Sabina Wilson, quien asumió como ministra presidenta del Banco Central de Cuba en 2019.

Previamente ya lo habían logrado Mercedes Marcó del Pont, a quien Cristina Fernández de Kirchner nombró líder del Banco Central de Argentina en 2010 y Verónica Artola, gerente general del Banco Central de Ecuador entre 2017 y 2021.

«El techo de cristal parecería que comienza a quebrarse en varias áreas y llamativamente, en el sistema financiero», ha señalado a Efe Ana Güezmes, directora de la división de asuntos de género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Es «auspicioso», ha agregado, sin embargo las barreras para la participación de mujeres en puestos de toma de decisiones siguen siendo «estructurales».

En el resto del mundo, destaca Janet Yellen, actual secretaria del Tesoro en la administración de Joe Biden, que se erigió en 2014 como la primera presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, el ente emisor más importante del mundo.

Otros rostros son el de la francesa Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE) y exdirectora del Fondo Monetario Internacional (FMI), y el de la búlgara Kristalina Georgieva, la actual líder del FMI.

Pasos hacia la igualdad

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha designado como directora del ente emisor a Costa, ingeniera comercial de la Universidad Católica que hasta ahora se desempeñaba como consejera de la misma institución y previamente fue directora de presupuestos del Ministerio de Hacienda, entre 2010 y 2014.

Su nombramiento se esperó con impaciencia tras la renuncia en enero de Mario Marcel, que dejó el Banco Central para alistarse como ministro de Hacienda del izquierdista Gabriel Boric, que asumirá como presidente de Chile el próximo 11 de marzo.

La elección de Costa como gobernadora del Banco Central no es el único paso hacia la igualdad que ha dado Chile recientemente. Este año, el país tendrá «el primer Gobierno con más mujeres que hombres de América» y su primera mujer al frente del Ministerio del Interior, la médico independiente Izkia Siches, ha destacado a Efe Isabel Castillo, politóloga del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) y experta en Género.

A esto se suma que Chile será el primer país del mundo en escribir una nueva Constitución en forma paritaria y con un órgano que ha sido presidido por dos mujeres, la académica indígena Elisa Loncón y la doctora en Salud Pública María Elisa Quinteros.

«Sin duda, en Chile estamos viendo un avance sistemático en muchas áreas. El movimiento feminista ha sido uno de los más fuertes de la región y eso se refleja en todos estos avances», ha sostenido la experta.

«La elección de Costa va en el sentido correcto, pero no es para cantar victoria. En el mundo bancario o financiero la mujer apenas está y ahora entra a velocidad de tortuga», ha agregado por su parte Marta Lagos, directora la encuestadora Latinobarómetro.

Reto de la inflación

Costa estará al frente del ente emisor en un momento crítico para la economía chilena, justo cuando el país atraviesa una fuerte inflación que alcanzó el 7,2 % en 2021 -la más alta en 14 años-.

Las ayudas económicas entregadas por el Gobierno para paliar el impacto de la pandemia, así como los tres retiros anticipados del 10 % de los fondos de pensiones aprobados en los últimos dos años, impulsaron considerablemente el consumo interno y contribuyeron a la escalada de los precios, un fenómeno que comparten la mayoría de países.

Desde el Banco Central han intentando combatirlo mediante alzas históricas del interés referencial, la última de 150 puntos, e incrementando la tasa de política monetaria (TPM) del 4 % al 5,5 %, su mayor nivel desde 2011.

Todavía hay incertidumbre sobre la consolidación económica tras la pandemia, que provocó en 2020 una recesión del 5,8 %, aunque el país lleva varios meses de sostenida de recuperación y el Banco Central estima un crecimiento del PIB de hasta el 12 % para 2021.

Pese a estar viviendo uno de los peores momentos de la crisis sanitaria por la variante ómicron, el país, que suma 2,2 millones de contagios y casi 40.000 decesos, no ha vuelto a imponer cuarentenas.