Concepción Arenal bicentenario

Portada del libro de Concepción Arenal, "La Mujer del Porvenir" y "La mujer de su casa". Ilustración Antonia Santoloya. Imagen cedida por Nórdica Libros

Homenajes en el bicentenario de Concepción Arenal, pionera feminista

Carmen Sigüenza - 21 enero, 2020

El día 31 de enero se celebra el bicentenario del nacimiento de la gran Concepción Arenal, un nombre indispensable en la lucha por los derechos humanos, en los que se incluye los derechos de la mujer y la reivindicación de ésta en la sociedad de su tiempo. Se dedicó a las mejoras carcelarias, a los obreros, a los huérfanos, a los pobres y a las mujeres, faceta por la que se la puede considerar una pionera del feminismo en España.

Homenajes, exposiciones y congresos 

Así, entre homenajes, exposiciones, congresos y diferentes actos que se llevarán a cabo en Galicia, tierra natal de Concepción Arenal (Ferrol, 1820-Vigo, 18939),  también se publica ahora «La mujer del porvenir» y «La mujer de su casa» (Nórdica Libros), en un solo volumen, ilustrado por la artista Antonia Santolaya, y con prólogo de Anna Caballé, premio Nacional de Historia 2019 por  su biografía «Concepción Arenal, la caminante y su sombra.

 «La mujer del porvenir» y «La mujer de su casa»

Arenal escribió «La mujer del porvenir» en 1869, y esta obra se centra en un doble hecho, como escribe Caballé en el prólogo, «por un lado, constata la desigualdad que sufre la mujer en todos los ámbitos de la vida y del conocimiento. Mientras que por otro lado,  esa desigualdad, fruto de su consideración como ser inferior al varón, no es justa, es decir, no es fruto de una verdad de la naturaleza, sino de un un sistema de marginación«.

Arenal aporta en el libro medidas y soluciones para acabar con esta marginación 

 

Bicentenario Concepción Arenal

Ilustración del libro «Concepción Arenal, «La mujer del porvenir» y «La mujer de su casa». Imagen de Antonia Santolaya, cedida por Nórdica Libros

Profundiza en los derechos de la mujer

El volumen también incluye «La mujer de su casa» (1883), donde Arenal profundiza aún más en los derechos de la mujer. Ambas obras, que por primera vez se publican en un solo volumen, son la reacción de la escritora a las conferencias dominicales que  organizaba en Madrid Fernando de Castro, Fundador de la Asociación para la Enseñanza de la Mujer, en 1869.

«Los que se dirigen a ti suelen tener la idea de atraerte a su creencia, a su opinión; mis pretensiones son más modestas: no intento persuadirte ni convencerte; toda mi ambición se limita a que al concluir estas páginas, dudes y digas, primero para ti y después para los otros: ‘¿Si tendrá razón esta mujer en algo de lo que dice?‘”. Escribió Arenal.

Deuda con Concepción Arenal

«Odia el delito y compadece al delincuente» es quizá la frase más conocida de Concepción Arenal, una mujer con un «pensamiento impresionante» que ha quedado «oscurecida por la indiferencia general» y reducida a un puñado de consignas, a pesar de haber sido pionera del posterior movimiento feminista en España y de la Filosofía del Derecho», explicaba a Efe Caballé (Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 1954) en septiembre de 2018, cuando se publicó su biografía.

«Yo creo que estamos en deuda con ella. Esta mujer merece que la sociedad española reconozca lo que hizo y el valor que tuvo», advierte Caballé, que recorrió multitud de archivos y conoció a los descendientes de Arenal para juntar las escurridizas piezas del puzle de la trayectoria de esta mujer y construir así su impresionante biografía sobre esta pensadora que intuyó el futuro.