horas extras mujeres

Una camarera trabaja en una terraza repleta de clientela, en una imagen de archivo. EFE/Ana Escobar

Aumentan un 14 % las horas extras no pagadas entre las mujeres al cierre de 2021

EFE | Madrid - 10 febrero, 2022

En el último trimestre de 2021 hubo un incremento del 14,3 % de las horas extras no pagadas entre las mujeres, comparado con el mismo periodo del año anterior. Este aumento es especialmente notable en sectores como la hostelería o el comercio, donde llegaron a duplicarse.

El último trimestre del año pasado ha registrado una subida de un 5 % de las horas extras, alcanzando la cifra de 6,5 millones de horas semanales, de las cuales 3,4 millones fueron retribuidas (un 3,8 % más) y 2,8 millones no (un 6 % más), según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Sin embargo, al entrar en detalle se observa que las no pagadas aumentaron entre las mujeres, mientras que las pagadas aumentaron para los hombres.

Creciente sobrecarga para mujeres

Los hombres han declarado un total 3,5 millones de horas extras semanales, un 3,4 % más que al cierre de 2020, y las mujeres 2,7 millones, un 6,8 % más.

Las pagadas han subido para los hombres un 6,5 %, mientras que se han mantenido para ellas, en tanto que las no pagadas han caído un 0,6 % en el caso de los hombres y han subido el mencionado 14,3 % entre las mujeres.

Si se compara con el mismo periodo de 2019, antes del estallido de la pandemia de la covid-19, las horas extras realizadas por hombres disminuyeron un 10 %, mientras que las hechas por mujeres subieron un 32 %.

La comparativa es más llamativa en el caso de las no pagadas realizadas por mujeres, que supusieron un 52 % más frente al cierre de 2019.

«Desde hace unos años se observa una tendencia a la baja en las horas extras entre los hombres mientras que suben entre las mujeres«, explica a Efe la adjunta a la secretaría de Mujeres, Igualdad y Condiciones de Trabajo de CCOO, Begoña Marugán.

«Las mujeres están cada vez más sobrecargadas de trabajo», añade Marugán, que pone también el acento en el desigual reparto de las tareas de cuidados, que ya suponen una mayor carga de trabajo para ellas y que también se han visto incrementadas desde la pandemia.

Perfil más común

Por actividades, los incrementos más significativos de las horas extras no pagadas realizadas por mujeres se han producido en el comercio, en el que se duplicaron al pasar de 126.700 a 253.700, y en la hostelería, donde también se doblaron con 64.300 frente a las 29.600 de los últimos meses de 2020.

También han aumentado con fuerza en otros sectores como la agricultura, la sanidad y actividades administrativas o científicas, mientras que han bajado en educación tras un año de pandemia, en el que repuntaron.

«El perfil más habitual de la mujer que hace horas extra sin pagar está en técnicas, investigadoras, científicas, vendedoras (…) y, aunque no se señale tanto, se da mucho en el ámbito público en sectores como la educación y la sanidad«, expone Marugán, quién también recuerda que las horas extras se concentran en un pequeño porcentaje de asalariados.

Según la EPA, al cierre de 2021, 836.000 asalariados declararon hacer horas extras, 484.700 hombres y 351.300 mujeres, lo que supone alrededor del 5 % del total de 17 millones de asalariados.

Es una situación que debe seguir atajándose, especialmente en las no pagadas, y ante la que se puso en marcha el registro horario hace dos años, recuerdan desde CCOO.

Este registro de jornada cumplirá el próximo mayo tres años, en los que se han detectado algunas dificultades de aplicación en las empresas de menor tamaño y entre aquellas que ofrecen teletrabajo aún derivado por la pandemia.