mujer de soldado

Imagen de documental extraída de las redes sociales de @hrwfilmfestival

«Mujer de soldado», un documental que denuncia las violaciones de quechuas

Toronto (Canadá) | EFE - 4 junio, 2022

La directora peruana Patricia Weiss Risso ha presentado en el festival de cine Human Rights Watch, de Toronto, el documental «Mujer de soldado», que denuncia las violaciones de mujeres quechuas por soldados peruanos durante el conflicto con el grupo guerrillero Sendero Luminoso.

Este filme narra la historia de cuatro mujeres, lideradas por Magda Surichaqui Cóndor, que fueron violadas en 1984 por soldados en el poblado de Manta, en la provincia de Huancavelica, y que más de 30 años después acudieron a la justicia para denunciar a sus violadores.

Mas de 5.000 mujeres violadas

La denuncia de las cuatro (Magda, Magna, Virginia y Santosa), junto con el de otras cinco mujeres, ha provocado un proceso en Perú en el que se juzga a 13 soldados ya retirados.

En una entrevista con Efe, la directora Weiss Risso ha expresado su satisfacción por la selección de «Mujer de soldado» para el festival HRW de Canadá y ha calificado la violencia sexual contra las mujeres en conflictos armados como «uno de los temas emblemáticos de los derechos humanos a nivel internacional».

Según los datos de organizaciones de derechos humanos, entre 1980 y 2000, años del conflicto entre las fuerzas de seguridad peruanas y la organización Sendero Luminoso, más de 5.000 mujeres fueron violadas, en su mayor parte por soldados y agentes de Policía, aunque también por guerrilleros.

Quema de expedientes

La Comisión de la Verdad de Perú recogió 583 testimonios de violación sexual en 2003, de los que el 83 % fueron cometidos por militares peruanos. Posteriormente, el Registro Único de Víctimas de la Violencia del Gobierno peruano ha recopilado más de 5.000 denuncias.

Weiss Risso dijo que ni las fuerzas armadas peruanas ni el Gobierno se han disculpado por las violaciones y ni siquiera reconocen que se produjeron.

La directora peruana ha añadido que, como en el caso de Magda, Magna, Virginia y Santosa, «el Ministerio de Defensa ha quemado expedientes y toda la información que se le pide dice que no la tiene».

«A los acusados, el Ministerio de Defensa les ha puesto abogados y en todo momento estos abogados han estado obstaculizando el proceso. Su tesis es que eran las enamoradas y que ellas consintieron», ha continuado.

Mujeres campesinas quechua

En el filme Magda describe como en 1984 un soldado fue a buscarla a su casa para que le acompañase a la guarnición militar de Manta. En el camino, el soldado la violó y posteriormente la pidió que aceptase ser su pareja, a lo que ella aceptó por miedo.

Otras jóvenes de Manta, como Magna, Virginia y Santosa, sufrieron el mismo trato.

«Su caso es bien importante. El juicio continúa y en los próximos meses seguramente va a haber una sentencia. Esperemos que sea a favor de ellas, porque nunca se sabe con la justicia. Y sería el primer caso en el Perú, de nueve mujeres víctimas de un crimen de lesa humanidad que obtienen justicia», ha dicho Weiss Risso.

«Además, con las características de que son mujeres campesinas quechua a las que se considera ciudadanas de segunda. En la sociedad peruana sigue habiendo indiferencia. Total, ¿a quién le importa?», ha terminado señalando.