Comisaria Malmström: Me niego a ir a debates cuando solo hay hombres

Rosa Jiménez | Bruselas - 13 marzo, 2019

Para la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, pese a los avances por la igualdad entre mujeres y hombres, aún queda «mucho por hacer», por ello hay que «luchar cada día, todo el año».

En una entrevista con Efe con motivo del 8M, Malsmström habla sobre desigualdad en Europa, donde la solución pasa por debates con presencia de mujeres y por poner «las gafas de género» en las instituciones.

«Claro que no (hay igualdad). Hemos hecho mucho progreso, esto hay que decirlo, hay mujeres que mandan en el mundo, hay cambios muy importantes, pero está claro que queda mucho trabajo también», indicó la comisaria sueca de la Comisión que dirige Jean-Claude Juncker.

Pese a los avances en todo el mundo «aún hay niñas que no pueden ir a la escuela, chicas que están forzadas a casarse muy jóvenes, hay discriminación, acoso, dificultades para que las mujeres tengan las mismas posibilidades que los hombres, diferencias en salarios, en oportunidades, posibilidades», agregó.

«No sólo el 8 de marzo tenemos que luchar, sino cada día, todo el año», enfatizó.

Desigualdad en Europa

Para quien piense que Europa es un oasis en medio de la desigualdad que viven las mujeres en el mundo, Malmström deja claro que está equivocado: «Tenemos muchos problemas en Europa. Claro que la vida para las mujeres es mucho mejor aquí que en otros muchos países del mundo, pero las mujeres tenemos que trabajar dos horas más cada día para tener un salario equivalente al del hombre«.

Además, hay en Europa también muchas mujeres «que tienen una educación, que quieren trabajar pero no encuentran la posibilidad de combinar una carrera con la familia», al igual que «demasiados países, empresas o empleos que no dan la posibilidad de que los hombres combinen su carrera y una familia».

«Mucho trabajo queda y es una lucha cotidiana», insistió.

Cecilia Malmström

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström. EFE/Ana Belinchón

Movimiento #MeToo

Sobre el movimiento global #MeToo por el que muchas mujeres han denunciado haber sufrido acoso, Malmström consideró que ha sido «muy importante para una señal global de que tú tienes derecho a tu cuerpo, tú tienes derecho a decir ‘no’ o ‘sí’, tú tienes derecho a tu sexualidad y no estar forzada a hacer algo para dar placer a un hombre».

Además, en su opinión muestra que «no estás sola, que las experiencias que muchas de estas celebridades han denunciado muestran que muchas mujeres, muchas chicas no están solas».

La comisaria abogó por que las mujeres se unan en estas denuncias y se creen redes y alianzas, también con hombres, para trabajar por la igualdad de género.

Debates con presencia de mujeres

A organizaciones como el World Economic Forum, que vaticina que aún deben pasar 100 años para lograr una igualdad real entre sexos, Malmström les pidió predicar con el ejemplo, como empezar a «invitar a muchas más mujeres a participar» en sus debates.

«Yo he participado muchas veces en paneles donde yo era la única mujer. Me niego a venir cuando solo hay hombres. Porque debería ser un ‘panel’, no un ‘mannel’» (derivado de «hombre», en inglés).

Desde su cartera, el ámbito del Comercio, Malmström explicó que trata de «identificar dónde están los obstáculos para las mujeres para que hagan comercio y exportación al mismo nivel que los hombres».

«Desde que estoy en este puesto estamos tratando todo el tiempo tener las ‘gafas de género’ en todo lo que estamos haciendo«, explicó, y apuntó por ejemplo a que el nuevo acuerdo de libre comercio que negocia la Unión Europea y Chile incluirá un capítulo dedicado especialmente a «comercio y género».

Recordó además que casi todos los países de los 164 que conforman la Organización Mundial del Comercio son firmantes de una declaración para identificar y eliminar las trabas a las que se enfrentan las mujeres en ese ámbito, ya que, por ejemplo, «en algunos países las mujeres no pueden tener una empresa».

Paridad en la Comisión Europea

Sobre la próxima Comisión Europea, que se formará en noviembre, Malmström se mostró esperanzada en que pueda alcanzar la paridad.

«Ojalá. Esta Comisión tiene un tercio de mujeres, que está bien pero no es suficiente (…) Espero que en la próxima Comisión haya mucha más igualdad, más o menos el 50 % de mujeres«, dijo.

Como señaló, la Comisión Europea «es una institución bastante poderosa, y hay que mostrar a las chicas y a los chicos en Europa que las decisiones europeas se hacen con más igualdad».

En cambio, lamentó que «si mira las fotos de las cumbres europeas, hay dos o tres mujeres», lo que traslada el debate a los Estados miembros.

«Es necesario que los partidos promuevan a muchas más mujeres. Hay algunos países donde no hay ni una sola ministra. Está claro que no puede ser. Hay mucho trabajo», concluyó.