Unicef Ceuta

Imagen de archivo de la llegada masiva de inmigrantes a Ceuta en mayo de 2021. EFE/ Brais Lorenzo

Unicef alerta de que entraron en Ceuta niñas forzadas a casarse

EFE Madrid - 17 agosto, 2021

Niñas vendidas como trabajadoras domésticas, obligadas a casarse o niños perseguidos por su condición sexual entraron a Ceuta en mayo, según UNICEF. La Agencia de la ONU para la Infancia alerta ahora de la falta de protección de los intereses de los menores al devolverles a Marruecos.

En declaraciones a EFE-TV, la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF, Carmen Molina, explica que la organización de infancia no entiende que se produzcan las devoluciones de los menores, a los que Unicef, junto a Save the Children, estaba entrevistando para conocer sus circunstancias personales y realizar los protocolos previstos en la ley.

«No sabíamos que esto iba a suceder, para todos ha sido inesperado y tampoco entendemos la base legal sobre lo que están haciendo esto; atendiendo a la legislación nacional, europea e internacional hay un protocolo que cumplir, se estaba llevando a cabo y todavía no se han hecho todas las evaluaciones a los niños», asegura.

La responsable de Unicef, que ha estado interviniendo en las evaluaciones de los menores, alerta de que entre los niños que llegaron el 17 y 18 de mayo a Ceuta ante la apertura de la frontera de Marruecos hay algunos a los que hay que dar protección internacional ante el riesgo que corre su integridad o su vida.

Matrimonios forzosos y explotación: las historias de los menores

«Hay 80 niñas que han dicho que las querían casar, otras que las habían vendido como trabajadoras domésticas, niños explotados que huyen de condiciones laborales intolerables o que se sentían perseguidos por su identidad sexual», detalla.

«Cada niño tiene un mundo y una historia y se debe escuchar para darle la protección que necesita», asevera Molina, quien señala que Unicef está apoyando en Ceuta a las autoridades en los asentamientos «para dar atención a los 1.500 niños que llegaron«.

La responsable de la organización de defensa de la infancia explica que cuando un niño llega a España sin la compañía de un adulto hay que evaluar el interés superior del menor para saber las circunstancias que tiene, cómo se encuentra y si hay una garantía para repatriarlo a su país en su caso.

«Se estaba haciendo ese proceso de escucha, es un proceso largo, cada niño tiene una historia, lo estaban realizando especialistas y no entendemos con qué medidas se está haciendo ese retorno y la sorpresa de esta medida», dice.

«Espero que tenga una explicación porque de acuerdo con el derecho internacional hay un protocolo muy establecido y las medidas deben cumplirlo», advierte.

Amnistía Internacional también alerta

También Amnistía Internacional reclama a Interior que paralice estas devoluciones hasta que cada expediente haya sido revisado por la Fiscalía de Menores y asegure que se ha actuado de conformidad al interés superior de los niños y niñas.

Además, recuerda que es obligación de la Ciudad Autónoma de Ceuta proteger los derechos de los menores que se encuentran en su territorio.

«Las autoridades españolas deben garantizar de manera efectiva y no meramente retórica los derechos de los cientos de menores no acompañados en Ceuta primando su interés superior. No tenemos constancia de que haya sido así en esta ocasión», denuncia el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán.