ONU ucranianas

Dos mujeres se abrazan junto a la tumba de su familiar muerto en un cementerio en Horodyshche (Ucrania). EFE/Miguel Gutiérrez

Las ucranianas están excluidas de la toma de decisiones, advierte la ONU

EFE | Naciones Unidas - 6 mayo, 2022

Un informe publicado por Naciones Unidas (ONU) ha revelado que las ucranianas están siendo excluidas de la toma de decisiones durante el conflicto pese a haber asumido un papel clave desde el inicio de la guerra.

Esta situación puede llevar a no tener en cuenta adecuadamente las necesidades y las prioridades de las mujeres en un contexto en el que tales decisiones deben de tomarse de forma muy rápida, ha señalado el informe elaborado por ONU Mujeres, en colaboración con la organización no gubernamental CARE.

El documento, que analiza el impacto de la invasión rusa desde una perspectiva de género, ha destacado que «en el nivel formal de toma de decisiones, la centralización del poder y el creciente papel del Ejército ha hecho más difícil que las mujeres tengan influencia«.

La igualdad de género se deja de lado

En ese sentido, ha puntualizado que las cuestiones de desarrollo social e igualdad de género tienden a dejarse de lado y que las voces de las mujeres no se están teniendo en cuenta a la hora de planear la respuesta humanitaria a la guerra.

Ello a pesar de que las mujeres están teniendo un papel fundamental en ese ámbito, dado que muchos hombres han sido reclutados o se han sumado a las fuerzas armadas.

«Cuando se trata de las necesidades humanitarias de las personas desplazadas, los locales y los hogares, las mujeres hacen la mayor parte del trabajo: conducen, proveen a hospitales y habitantes con medicamentos y comida, cuidan de los familiares con discapacidades y niños», ha relatado una de las mujeres encuestadas en el estudio.

ONU Mujeres y CARE destacan además que, como en muchos otros conflictos, la guerra está teniendo un impacto desproporcionado en las mujeres y, en especial, en grupos tradicionalmente discriminados como las madres solteras, las personas LGBT, la comunidad romaní o las personas con discapacidades.