Suicidio femicida Chile

Boric ha promulgado la "Ley Antonia", precepto que tipifica la inducción al suicidio femicida y el suicidio femicida. EFE/ Presidencia de Chile

Chile tipifica el suicidio femicida

EFE | Santiago de Chile - 22 diciembre, 2022

El presidente de Chile, Gabriel Boric, ha promulgado este 19 de diciembre la «Ley Antonia», precepto que tipifica la inducción al suicidio femicida y el suicidio femicida, y lleva su nombre en memoria a Antonia Barra, mujer de 21 años que en 2019 se quitó la vida tres semanas después de sufrir una violación por parte de Martín Pradenas.

«Debiera ser obvio, pero no lo es, y por eso hay que repetirlo con insistencia. Las mujeres tienen derecho a vivir seguras, sin temor a ser víctimas de violencia por parte de sus parejas u exparejas o de cualquier otra persona. Y cuando existen agresiones de este tipo, es la sociedad en conjunto la que ha fallado y particularmente el Estado y sus instituciones», ha señalado el mandatario chileno desde el Palacio de La Moneda en Santiago.

Por su parte, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, ha destacado que «la violencia contra las mujeres es un problema estructural en la que intervienen muchísimos factores más allá de la sola existencia de un agresor y una víctima».

Ley que tipifica el suicidio femicida en Chile

La moción, impulsada por la diputada oficialista Maite Orsini, modifica diversos cuerpos legales con el fin de mejorar las garantías procesales, proteger los derechos de las víctimas de los delitos sexuales y evitar su revictimización.

«Este es un paso tremendamente importante a la hora de saldar la deuda que como Estado tenemos con las mujeres, víctimas de violencia sexual, que tanto han tenido que luchar por encontrar justicia y que muchas veces, la mayoría de las veces, han recibido solo recriminaciones, revictimizaciones, humillaciones y discriminaciones», ha dicho la diputada.

«Esta iniciativa entrega mayores garantías a las víctimas de violencia sexual a la hora de buscar justicia, incorporando la perspectiva de género y de derechos humanos en el proceso penal y estableciendo el derecho de las víctimas a no ser estigmatizada ni cuestionada por su relato, conductas o estilo de vida, avanzando hacia un Estado que proteja a las víctimas de la violencia de género con instituciones y procedimientos que aborden con dignidad y garantía las denuncias», ha agregado.

De esta manera, la medida precisa en uno de sus artículos que «el que con ocasión de hechos previos constitutivos de violencia de género, cometidos por éste en contra de la víctima, causare el suicidio de una mujer, será sancionado con la pena de presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo como autor de suicidio femicida».

El proyecto de ley se presentó tras el suicidio de la joven universitaria Antonia Barra, quien se quitó la vida en 2019 luego de ser víctima de violación por parte de Martín Pradenas, a quien la Justicia condenó a 20 años de cárcel por dos delitos de violación, cuatro de abuso sexual y un delito de abuso sexual a una menor de 14 años.