Rocío Molina y Lita Cabellut, dos artistas cara a cara

Carmen Sigüenza - 29 octubre, 2019

Dos mujeres libres y con temperamento de fuego, la bailaora Rocío Molina y la artista española más cotizada en el mundo, Lita Cabellut, se han reunido para crear una ‘performance‘ con la que han presentado este 28 de octubre, en la Fábrica de Artillería de Sevilla, el cartel de la Bienal de Flamenco 2020.

Una obra de Cabellut que representa a una mujer morena sobre fondo negro con rojo y blanco y en la que Rocío Molina ha estampado sus movimientos y taconazos como un pincel, pero con zapateado hasta romper y deconstruir el retrato realizado por Cabellut.

Rocío Molina deconstruye con su zapateado la pintura de Lita Cabellut

Y es que Cabellut está en un momento creativo en el que la palabra «deconstrucción» es protagonista, tal y como hace pocas semanas la artista demostró en otra acción en el Museo del Prado, el lugar donde comenzó su historia como pintora, y donde destrozó con sus propias manos un óleo de un retrato, que quedó completamente craquelado, roto. Así la artista da una nueva vida a su  obra, un nuevo origen y nacimiento.

«Cuando pensé en el cartel de la Bienal, desde las entrañas sentí que todo lo que había aprendido del flamenco, de Camarón y de su arte, se volcarían en este proyecto con mi mirada más racial y pasional. En un principio, trabajar con la fusión de diferentes disciplinas artísticas en un mismo acto y para un festival de tan reconocido prestigio, fue lo que me motivó a afrontar este proyecto. Crear un concepto e imagen en el tiempo que a su vez fuera atemporal y universal y que reflejara fielmente, bajo mi óptica artística qué hay y qué aúna esta Bienal de Flamenco era mi propósito. Ahora, según avanza el proyecto, y la colaboración con Rocío Molina, la magia, el respeto, la admiración y el Arte cobran una nueva dimensión para mí”, explica la artista sobre su obra.

Por su parte, la bailaora y coreógrafa Rocío Molina, que posee un lenguaje propio, a caballo entre la pureza y la vanguardia, asegura que «Lita tiene duende. Su pincel traza, como a golpe de martinete, melismas cromáticos y tonalidad flamenca. Tiene composiciones en escalas mayores y menores, lienzos con la voz rota, miradas con metales, quiebros, pieles laínas que endulzan retratos amargos».

La ‘performance’ presenta el cartel de la Bienal de Flamenco de 2020

«En Lita se oye flamenco si se liberan los sentidos y se mira con orejas. Ahora que ser o no ser es, más que nunca, la cuestión más debatida en flamenco (¿qué es y qué no? ¿dónde la clave?) es el momento de que el enriquecimiento que dimana de la fusión con otras disciplinas libere aún más al arte de prejuicios y fronteras», asegura Molina, que define a Cabellut como una «pintora flamenca», por su sentimiento, desgarro y misterio.

Así, la ‘performance’ de estas dos artistas en la presentación del cartel de lo que será la Bienal de Flamenco, que se llevará a cabo del 4 de septiembre al 4 de octubre de 2020, organizada por el ayuntamiento de la capital, ha sido un espectáculo de cincuenta minutos que Cabellut ha definido como «un ejercicio de libertad» .