Fútbol EE.UU. escándalo sexual

La jugadora estadounidense Alex Morgan en una fotografía de archivo. EFE/Juan Carlos Cárdenas/Archivo

La Federación de Fútbol de EE.UU. investigará el escándalo sexual femenino

EFE | Houston - 6 octubre, 2021

La Federación de Fútbol de EE.UU. llevará a cabo una investigación sobre el escándalo sexual tras las denuncias de algunas jugadoras de la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL) que acusan al exentrenador Paul Riley de abusos sexuales.

A pesar de que la Federación estadounidense ya no dispone del control de la liga desde el pasado año, sí fue responsable desde su fundación en 2013 hasta el año 2020, por lo que estuvo a cargo de la organización durante el período en el que tuvieron lugar los hechos.

El máximo organismo del fútbol de Estados Unidos a través de un comunicado oficial ha confirmado que iniciará «inmediatamente» una investigación sobre las acusaciones que se realizaron sobre el exentrenador de coerción sexual y mala conducta.

Tras ponerse en conocimiento la situación el pasado jueves, Paul Riley ha sido despedido de su equipo de North Carolina Courage.

Apoyo de la Federación de Fútbol

Además la Federación ha recordado que continúa apoyando financieramente a la NWSL y que muchas de las jugadoras de la selección nacional femenina de Estados Unidos siguen compitiendo en dicha liga, por lo que considera que la federación debe trabajar al máximo en el esclarecimiento de los hechos que se toma con toda la seriedad que implican.

«Tenemos la responsabilidad de investigar hasta sus últimas consecuencias el comportamiento y  los factores que permitieron que sucediera y los cambios que se deben hacer para asegurarse de que no vuelva a suceder», destaca el comunicado de la federación estadounidense de fútbol.

Se investigará el escándalo sexual

En el comunicado también se ha destacado que la federación estadounidense contratará a un investigador externo e independiente «con amplia experiencia en denuncias de conducta indebida en el lugar de trabajo».

Esta contratación se haría con el objetivo de que se pueda conocer y escuchar la verdad de los hechos que se han denunciado.